¿Qué esperamos de la convención en San Petersburgo?

Dr. Michael LaitmanEstamos estableciendo un simple estándar para la convención que viene en San Petersburgo: Aquellos que vienen aquí y que participarán en la convención tienen que dedicarse ellos mismos al pacto entre nosotros, para que el Creador y la corrección general se revele en ellos. Este no es un tema de debate.

Nosotros nos decimos que estamos en un estado ideal y que la distorsión de la armonía está dentro de nosotros. Cada uno debe encontrar la deficiencia dentro de sí mismo que oculta de él y de todos los demás la revelación espiritual. Entonces lo principal es profundizar en mí mismo en un auto escrutinio.

Todas las repuestas están dentro de mí, ya que estoy rodeado por la plenitud del mundo de Ein Sof (Infinito). Entonces este auto escrutinio y observación profunda dentro de nosotros mismos llega a una plegaria hacia el Creador y a un incremento de nuestra sensibilidad hacia Él.

Esto significa que deberíamos entender que incluso ahora estamos en un estado ideal absoluto y que todos los problemas están dentro de nosotros, en nuestros sentidos no corregidos. Necesitamos ayudarnos unos a los otros y juntos podemos alcanzar el estado en el cual sintamos el verdadero mundo ideal. Esta es nuestra misión en la convención y nuestra misión en la vida.

Cada día empezará con una reunión de amigos en la cual los amigos de Sochi los llevarán a todos a un estado emocional. La preparación es más bien larga y seria, y esta incrementar nuestras sensaciones y la tensión interna. Como resultado, cada uno compone su plegaria personal, la cual se derrama de él y se expresa en el papel.

Luego viene la primera charla sobre lo que el Creador demanda de mí. En las fuentes, dice que el Creador pide temor. Debemos unirnos y conectarnos con el fin de juntarnos, establecernos y crear la forma correcta del temor.

¿Por qué es esa la condición previa con la cual entramos al siguiente estado? El temor es la sensación de necesidad, la sensación de no tener elección, la sensación de algo que está acercándose, o de algo que no se entiende. Esto tiene que establecerse en la forma de una necesidad especial. No es miedo sino un temor interno porque yo tengo que alcanzar el amor de los seres creados y a través de ellos el amor al Creador, pero no puedo alcanzar eso por mí mismo.

El resultado final al término del día debería ser una plegaria seria que se alcanza a través de los corazones rotos, extrayendo cada gota de sangre del corazón, todo está en esto. El día termina con una plegaria general al Creador.
(142766)
De la Convención en Sochi del 8/25/14, Lección 4

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta