Sale a la luz el programa secreto de cabalistas

Dr. Michael LaitmanPregunta: He oído que el programa de los cabalistas de hoy es preparar a las personas para la revelación de la Fuerza superior. ¿Podría hablarnos por favor sobre este programa?

Respuesta: Este programa no es secreto. Si le pertenece al pueblo y, en última instancia, al mundo, entonces, por supuesto, no hay secretos. Los cabalistas escribieron desde la época de los profetas acerca de nuestro tiempo.

Se nos dice que todas las profecías pertenecen a la era del Mashíaj (Mesías, el final de la corrección), en la que nos encontramos hoy. Baal HaSulam indica esto en los artículos “Tiempo de actuar” y “Un discurso para la finalización del Zóhar” y otros.

Este período comenzó en el siglo 16, con el Ari (Isaac Luria), llamado Mashíaj Ben Yosef, quien inició el proceso de la corrección final. De él en adelante, la Cabalá se desarrolló cada vez más, a través del Baal Shem Tov y sus discípulos.

Es decir, estamos en el proceso que no comenzó hoy, ni ayer, sino dentro del programa que se ha realizado durante miles de años, moviéndose gradualmente hacia su finalización. Comenzando en el siglo 20, después de que Baal HaSulam escribiera el artículo “La última generación”, después de todo lo que fue escrito por Rav Kook y Rabash, podemos suponer que estamos en la recta final.

Las actividades de los cabalistas de todas las épocas y generaciones se centraron en nuestro tiempo para asegurarse de que ya hubiéramos empezado a implementar la corrección entre toda la nación, en las masas. Eso es lo que estamos haciendo.

Hay una clara indicación de que ha llegado el tiempo para esto. El pueblo judío ha regresado a la tierra de Israel. Pero por el momento, esta nación no se corresponde con la verdadera definición del pueblo de Israel, y esta tierra no coincide con la definición de la tierra de Israel; todavía tenemos que lograr esto.

Este es el lugar donde vivimos “como si fuéramos” el pueblo de Israel en la tierra de Israel que está bajo un tremendo estrés interno y externo. Estamos divididos en muchas corrientes por dentro, estamos confundidos, y no sabemos quiénes somos y cuál es nuestro propósito.

Nuestra nación está dividida en un gran número de facciones, campamentos, opiniones y partes. Entre nosotros, entre los árabes, y entre los judíos mismos hay muchas personas que odian este país. Nuestra situación es muy precaria, y recientemente nos encontramos en confrontación con el mundo entero. El mundo entero está en contra de Israel. Hay crecientes sentimientos antijudíos y presión sobre los judíos en todos los países.

Muchos judíos en el extranjero también se oponen al estado de Israel. Por ejemplo, detrás del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien actúan con declaraciones antisemitas, hay un grupo de veinte judíos que lo apoyan y maldicen a Israel incluso más que él. El mismo fenómeno puede observarse en todas partes.

Los judíos que viven en el extranjero esperan asegurarse de esta manera un futuro digno. Pero ya vimos cómo terminó esto en Alemania hace setenta años. A las naciones del mundo no les gusta Israel ni los judíos, independientemente de si hay una guerra en Gaza o no.

Por lo tanto, tenemos que explicarle a la gente de forma intensiva y tan pronto como sea posible de que depende nuestro futuro bueno y seguro. Si hablamos en términos de la sabiduría de la Cabalá, podemos decir que la única cosa que falta en el mundo es la revelación del Creador, de la fuerza general que maneja todo el universo, incluyendo nuestro pequeño mundo, la humanidad, y el pueblo de Israel dentro de él.

Todo esto está en el poder de la fuerza única llamada el Creador (Boré),de las palabras “ven y ve” (Bo re), porque podemos revelarla. Nosotros la revelamos debido al hecho de que estamos acercándonos a ella. A medida que nos acercamos y revelamos la fuerza superior, somos consideramos como dignos de un estado absolutamente bueno.
(142188)
Del Kab.TV “Los Cabalistas Escriben. Preparando al pueblo de Israel para la Luz” del 8/20/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta