Un flujo interminable de placer

Dr. Michael LaitmanLa sabiduría de la Cabalá nos cuenta que las personas pueden realizarse sólo al pasarles placer a los demás. El problema es que ellas quieren recibir el placer y mantenerlo dentro de sí mismas.

¡Sin embargo, si el placer fuera transferido de ella a otra persona, y así sucesivamente, y de esta manera se propagara entre todos, se convertiría en un flujo sin fin! Además, ustedes no sólo experimentarían la vida durante estos breves momentos en los que el placer los llena, sino cuando desaparece inmediatamente y los deja vacíos.

Entonces, si queremos ser capaces de conectarnos entre nosotros en un sistema común sin fin, en el que el flujo de placer fluye constantemente a través de nosotros, como a través de las células de nuestro “cuerpo” común, entonces podríamos percibir la vida eterna en la absoluta bondad que nos llega de todos.

Entonces, ¿qué es la bondad absoluta? ¡Es el placer infinito continuo que nunca se acaba!

Laitman

Cuando se conectan con los demás de esta manera, y el placer, la Luz, y la percepción de la vida fluyen a través de ustedes, ustedes le dan vida a todo el sistema, de la misma firma en que las células de un organismo físico se pasan los elementos esenciales unas a otras, y así se garantiza la existencia del organismo. Sin embargo, además de la vida de animal de nuestro cuerpo, la realización del nivel humano aparece en este sistema. Esto se debe a que cada una de las células no sólo se pasa la energía de vida una a la otra, sino también los deseos y los pensamientos.

El placer en sí es algo abstracto como la electricidad, que puede utilizarse de acuerdo a las necesidades de uno: calefacción, refrigeración, presión o la creación de un vacío, y así sucesivamente. Además, cuando el placer fluye entre todos en un sistema sin fin como éste, entonces todos se llenan a sí mismos con las cosas que quieren, las cosas por las que se esfuerzan.

Sin embargo, además de la sensación de una vida eterna y perfecta, la percepción de la vida de todo el sistema aparece en este sistema, una percepción del Creador, su nivel, y su plan. Esto es similar a la forma en que nuestro cuerpo, como consecuencia de su función biológica, crea las condiciones para que nos sintamos humanos, lo cual es un nivel más alto que el del cuerpo mismo, que el nivel animal.

Laitman

(28685)
De la Conferencia sobre el tema: “Mi primera Convención” del 11/2/10

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta