Un juguete que debe cobrar vida

dr.laitmanPregunta: ¿Qué es “el honor del Rey” que la persona puede dañar a través de su ego?

Respuesta: Con respecto “al honor del rey”, esto significa que yo lo acepto a Él como el que me controla, como el que organiza y maneja toda mi vida, y todo lo que está dentro de mí y a mi alrededor. Todo lo que siento y pienso, todo lo que aparece en mi conciencia, viene de Él, de alguna fuente.

Supongan que pierdo la conciencia y después comienzo a recobrar la conciencia. Todas las emociones que siento dentro de mí mismo y el mundo a mi alrededor se derivan de alguna fuente previa.

La Fuente superior me moldea y me forma y me da la sensación de que existo dentro de un cuerpo físico, dentro de cierto contexto, con manos y pies, y que el mundo entero gira a mi alrededor. Pero todo se describe dentro de mí en un solo punto, dentro de mi conciencia.

Este punto que se describe su existencia, tiene una Fuente espiritual superior llamada “el Creador”. Él es llamado el Creador porque Él me creó. Y en adición a esto, el Creador (Bo Re) expresa Bo Re (ven y ve), porque puedo ir hacia Él y sentirlo a Él.

El Creador creó dentro de mí, cierto punto que se siente a sí mismo como si existiera en una forma única, en un cuerpo humano que está viviendo en este mundo, en el universo. Pero este punto tiene la posibilidad de expandir correctamente su percepción, de manera que a partir de esta imagen física que obtiene de arriba, del Creador, pueda alcanzarlo a Él, a su fuente.

Esto significa que este debe aprender cómo está construido, cómo ocurren por dentro los procesos que parecen externos y aparentemente suceden en el mundo circundante. A partir de esto puedo alcanzar la fuente. Pero en aras de esto, una vez debe más reunirse dentro del punto todo lo que le parece externo.

A partir de lo que sucede dentro de mi cuerpo, yo debo localizar además este punto interno único que conecta desde el interior hasta la fuente, hasta la causa de su existencia, y hasta la entera percepción de esta realidad. Esta es una etapa más avanzada.

El problema es entender, y principalmente sentir, que el Creador determina toda mi realidad, mi percepción y además la del mundo.

Imagínense como cierto tipo de marioneta, un pequeño oso con una cuerda bajo tensión que es manejado por cierto tipo de programa que lo hace moverse. Pero dentro de este hay un punto especial que siente que existe así. Y este punto es la fuente del alma, porque todo lo demás le pertenece al Creador, a la fuente superior que me activa.

Pero este punto es el Adam en mí, el comienzo del futuro Adam. Todo el resto le pertenece al Creador y es manejado desde arriba. Entonces a partir de este punto, es importante que comience a entender mi vida y qué es lo que la maneja. Esto es llamado, “a partir de tus acciones somos conscientes de Ti”.

Yo observo las obras que Él lleva  a cabo con mi punto, y cómo forma Él mi “yo” y todo este mundo, y a partir de esto me vuelvo consciente de Él.

De esta manera, alcanzo en última instancia al Creador.
(143016)
De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 9/07/14, Escritos de Rabash

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: