Unidad sobre la base del amor o del odio

dr.laitmanPregunta: ¿Cómo puede defendernos de los enemigos externos la unidad? Después de todo, estamos rodeados por grupos terroristas fanáticos. Algunos de ellos aparecen de repente en nuestro horizonte y su crueldad ha abrumado al mundo. Su amenaza parece muy convincente. ¿Cómo puede la fuerza del amor que estamos tratando de crear entre nosotros oponerse a ella? ¿Puede el amor protegernos de cohetes o agresión?

Respuesta: Es natural que los terroristas se comporten con tanta brutalidad. Cualquier unión estable se basa ya sea en el amor auténtico o en el odio genuino, una de las dos.

La animosidad que existe en los grupos terroristas en relación a sus enemigos externos los conecta. Es por eso que encienden el odio hacia nosotros. Ellos también buscan conexión. Sin embargo, existe una forma alternativa de alcanzar la unidad, a través del amor a nuestros amigos.

Ambos grupos están llevando a cabo la unidad y aspiran a tener éxito con ayuda de ella. Aquellos que se conectan sobre la base del odio, necesita un enemigo externo que puedan seguir aborreciendo y despreciando. Ellos eligieron a Israel y a los judíos como el mejor objetivo para su hostilidad, porque todos odian tradicionalmente a los judíos. Además, los judíos son realmente culpables (al menos las naciones del mundo sienten eso inconscientemente, incluso aquellos que nunca han tenido relaciones con los judíos).

Además, Israel tomó los territorios que fueron ocupados previamente por los árabes y ellos mismos los llamaron palestinos. En otras palabras, los árabes tienen una razón para odiarnos. Además, tienen un objetivo común de difundir el Islam que los une por todo el mundo. Hoy en día, esta idea atrae a muchos jóvenes, dado que están fascinados por su fuerza y ​​admiran a los que están armados.

Las personas buscan la unidad y la comunalidad; ellas están tratando de entender la meta de sus vidas. Hoy en día, el Islam es la única religión que ofrece un propósito concreto de la existencia, que es tan poderoso que la gente está dispuesta a suicidarse porque está persuadida de que este acto son la mejor manera de realizarse ellos mismos y porque recibirán una recompensa inmediata justo después de su muerte.

Estas ideas atraen a los jóvenes europeos que están dispuestos a unirse a un ejército islámico. Ellos consideran que es “romántica”: “¡Estamos juntos! ¡Tenemos una meta! ¡Este tipo está de nuestro lado, es nuestro amigo; el otro está en contra de nosotros, él es nuestro enemigo!” La gente adquiere algo que puede vivir, que obtiene una meta y toma conciencia de los hitos en su camino para lograrla. Ellos piensan que ahora saben cómo vivir.

El resto del mundo no tiene nada que ofrecerles. En algún momento, todos estaban fascinados por el sueño americano. Todos miraban a América y preveían llegar a ser como los Estados Unidos. Hoy en día, este sueño desapareció como una burbuja de jabón. Cosas similares ocurrieron en Europa: ¿Qué pasó con la unidad europea? ¿Dónde está el paraíso prometido? ¿Cómo surgió la esperanza de que una Europa unida sería un ejemplo para el resto del mundo?

Pregunta: ¿Por qué no pueden los europeos vivir en unidad con sus propios pueblos originarios?

Respuesta: Un ser humano es una criatura que cambia constantemente los valores. Así, hoy en día no estamos satisfechos con lo que considerábamos grande ayer. Ayer, pensábamos que las cosas eran lo suficientemente buenas, pero un día después ya pensamos en ellas como insuficientes o incorrectas. Mañana surgirá algo nuevo en nuestros horizontes. Nuestros deseos egoístas y aspiraciones cambian constantemente, aumentan y se expanden.

El Islam es atractivo para muchos, puesto que les ofrece a las personas metas concretas. Proclama: “¡Todos los musulmanes deben unirse para que el Islam conquiste al mundo entero! Si traemos conocimiento sobre Alá que lo gobierna todo y a todos, si difundimos la información acerca de qué es exactamente lo que debemos hacer para seguir Su voluntad, el mundo entero será nuestro, incluyendo el mundo futuro. Incluso si ustedes mueren en un minuto, se elevarán de inmediato al cielo”.

La ideología de ellos tiene sus raíces en los dos mundos: en este reino material y en la dimensión futura. Los musulmanes llaman a la unidad en este mundo entre todos los que comparten su ideología. Ellos señalan a su enemigo con mucha claridad. Penetrarán gradualmente en todas las naciones sin excepción: China, India y Rusia… Ellos no tienen prisa, ni sienten restricciones de tiempo: “Si no lo hacemos nosotros, entonces lo harán nuestros hijos; si no, entonces nuestros nietos… Con el tiempo, alcanzaremos la meta. Lo importante es que avancemos en nuestro objetivo e impongamos ‘jurisdicción’ islámica sobre el mundo entero. Debemos participar en este movimiento para merecer estar en los mundos futuros”.

Ellos ya sienten su unidad; están seguros de que siguen una meta grande, noble, eterna. Por lo tanto, este tipo de enemigo es imposible de conquistar. No hay nadie con quien hablar o hacer la paz, ya que nuestros oponentes tienen una ideología poderosa. Como resultado de la última operación militar en Gaza, más de dos mil palestinos perecieron. Hay muchas ruinas en sus territorios, pero aun así celebran esta situación como si se tratara de su victoria. Ellos no cuentan sus pérdidas.

Los musulmanes tienen una confianza interna de que están haciendo lo correcto. Ellos consideran que su lucha es una guerra sagrada. Es imposible luchar contra este tipo de enemigo. Los tratados de paz con ellos no valen nada. Por supuesto, esto está completamente claro para nuestro gobierno y para todos a su alrededor.

La pregunta es ¿cómo podemos sostener esta amenaza como pueblo de Israel? Podemos empacar nuestras maletas e irnos (lo cual estarán complacidos de dejarnos hacer e incluso nos darán tiempo para eso). Sin embargo, si hemos decidido permanecer en nuestra tierra, tendremos que encontrar una solución alternativa. ¡Este problema puede resolverse! Hay algo que puede hacernos más fuertes que ellos: nuestra unidad.

Al alcanzar la unidad, nosotros activaremos el poder general de la naturaleza, la fuerza superior que Israel poseía en el tiempo de Abraham y durante los primeros dos mil años de su historia, es decir, durante el Primero y el Segundo Templos. Si nos unimos “como un hombre con un corazón” amando a nuestros vecinos, si alcanzamos un estado en el que “todo Israel sean amigos”, y si le damos al mundo entero un ejemplo, entonces todos comenzarán a tratarnos de una buena manera, incluyendo los árabes. Tan pronto como iniciemos nuestra unidad y volvamos a conectarnos con los demás, todo el mundo cambiará su actitud hacia nosotros de forma adecuada.

En cualquier caso, no tenemos otra opción. Debemos unirnos, dado que es la única solución a la situación. Tenemos la oportunidad de comprobar esta doctrina aquí y ahora.

Estoy profundamente apesadumbrado por los soldados y los civiles que perdieron la vida durante la última operación terrestre. Sin embargo, la situación actual es diferente a las batallas anteriores, porque esta vez tenemos la oportunidad de cambiar la dirección del pensamiento de los israelíes, y hacer que los israelíes entiendan que la estabilidad y la seguridad sólo pueden lograrse como resultado de nuestra conexión.

Tenemos una enseñanza que habla de estos temas: la sabiduría de la Cabalá. Esta ciencia estuvo oculta durante el exilio, pero hoy en día se nos revela, y nuestro deber es hacer que sea conocida. Esta ciencia nos muestra cómo lograr la conexión correcta que luego atrae a la fuerza superior.

Si la fuerza superior está entre nosotros, estamos cubiertos por una “cúpula” que ningún enemigo puede romper. Nuestros enemigos simplemente desaparecerán. Sólo depende de nuestra capacidad para implementar la sabiduría de la Cabalá en aras de la conexión entre nosotros.

La Cabalá habla acerca de la unidad y del amor de Israel. Esta fue la herencia judía durante los primeros dos mil años de nuestra existencia desde el momento en que salimos de Babilonia hasta la destrucción del Segundo Templo. Durante los siguientes dos mil años de exilio, la Cabalá estuvo oculta de su pueblo. Sin embargo, hoy en día se revela de nuevo para que podamos utilizarla para recrear la unidad.

Esto explica por qué tenemos que revelar la sabiduría de la Cabalá y demostrarles a los demás que esta no se trata de “hilos rojos”. Es una metodología para lograr la unidad que está destinada a ayudarnos a ser “el pueblo de Israel en la tierra de Israel”. Esta nos enseñará cómo llevar una vida estable y segura. Entonces, el mundo entero tratará a Israel como nos merecemos de acuerdo a nuestras raíces: la unidad basada en la auténtica Torá, la enseñanza de la verdad.
(142801)
– Del Kab.TV “Una nueva vida” del 8/27/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: