Boletos para el cine en vez de pan

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué le pasa a la persona que entra al teatro y se impresiona por su atmósfera especial? ¿Hacia dónde se van sus pensamientos y preocupaciones diarias?

Respuesta: Es sabido que el pez grande se come al chico. Entonces si la persona al ver eventos en escena experimenta una emoción mucho más grande que todas sus otras emociones, entonces ella se olvida de todas sus preocupaciones.

Durante la gran depresión en US durante los años 30, las personas compraban boletos de cine en vez de pan. La película era más importante que la comida por que provocaba grandes emociones en ellos. Ellos se olvidaban de sí mismos durante la película y no necesitaban pan.

Pregunta: ¿Por qué es tan importante para la persona el olvidarse de sí misma por un par de horas?

Respuesta: Esto les da un llenado ilimitado. El pan llena el estómago de uno, pero solo mientras come, la persona está tragando cada pedazo con lágrimas, sufriendo porque es pobre y miserable. De esta forma ella no se libra de las dificultades y problemas que le da la vida. Se preocupa por su familia, esposa, hijos, por la casa, y ve cuan pobre e impotente es.

Pero cuando va al teatro y experimenta la vida de un rey en un castillo, lo cual está muy distante de su propia vida, ella está preparada para pagar por esta experiencia. Se identifica con el protagonista y siente que son iguales. Pasa dos horas en un mundo mágico. Consumido por la actuación, el espectador deja de existir; se vuelve una esponja que absorbe todo lo que está en el escenario.

Pregunta: Pero, ¿A dónde va su propia vida durante estas dos horas?

Respuesta: Su propia vida desaparece y ella siente que existe en un maravilloso sueño. En realidad, nuestra vida actual también es un sueño… Pero esta es otra historia.
(146205)
Del Kab.TV “Una nueva vida” del 5/22/14

Material Relacionado:

La película inexistente de nuestra realidad
Cómo invertir tu tiempo libre
La música del Alcance Superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta