Como ovejas enfrentando lobos

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Después de la destrucción del Primero y el Segundo Templos, sintió y recordó el pueblo judío su fundación establecida por Abraham? ¿Acaso el pueblo de Israel recuerda en torno a qué fueron creados y consolidados? ¿Vivió este fundamento entre ellos?

Respuesta: Sí y no.

Después de la destrucción del Segundo Templo, el pueblo cayó de ver la imagen interna de la realidad, las fuerzas que manejan, todo lo que sucede en el mundo, y otra vez se encontraban en el odio, el rechazo, y la distancia mutua entre sí, con la indiferencia que nos caracteriza aún hoy en día.

Exiliados de la tierra de Israel, pasamos por muchas tierras y nos volvimos hacia Occidente, a Europa, hacia Oriente, hacia las naciones árabes, y comenzamos a hundirnos en la apatía. Desde entonces, lo que nos ha mantenido juntos no es la fuerza del amor, ni pertenecer a una sola idea, tampoco la reciprocidad, la conexión, ni la ayuda mutua sin ningún cálculo, sino sólo el deseo de sobrevivir. Nos quedamos pegados unos con otros, como ovejas que se juntan y enfrentan a los lobos, pero nosotros no nos sostuvimos juntos.

Básicamente nuestra situación ha sido así a lo largo de todo el exilio hasta el día de hoy, que son los dos mil años completos.

Pregunta: ¿Qué rol cumple la religión en esto?

Respuesta: La religión le ayudó al pueblo en este estado de absoluto desprendimiento de las fuentes espirituales, de la comprensión, de todo. Simplemente los fortaleció y los apoyó en este estado bajo y abyecto para que pudieran involucrarse en la realización de algún tipo de actividades mundanas, también llamadas Mitzvot, y por lo tanto pudieran mantenerse a sí mismos de esta manera. La religión es lo que quedó y lo que se le dio a la gente después de la destrucción del Templo, en vez de la sabiduría de la Cabalá.

La sabiduría de la Cabalá abre los cielos, revela al Creador, y les revela la fuerza de la unidad a las personas. Al realizarla entre ellas, descubren al Creador, quien se encuentra entre ellas, y hace que sea posible vivir dentro de una sensación de una realidad completamente diferente.

Y cuando todo esto se perdió, adquirimos nuestra forma actual. Esto se refiere a todo el mundo, a excepción de algunos cabalistas en cada generación que escribieron libros y desarrollaron este método, y siguen trabajando para alcanzar al Creador y la unidad entre nosotros.

(145800)
Del Kab.TV de “Babilonia ayer y hoy” del 9/24/14, Parte 7

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: