Curando un elemento del sistema general

Dr. Michael LaitmanPregunta: Ahora que todos estamos reunidos en torno a un amigo enfermo. Es evidente: miles de personas, hombres y mujeres piensan y se preocupan por él. Junto con esta expresión externa, también hay un gran trabajo interno que de alguna manera es similar a una oración porque es muy fácil para nosotros aferramos a este pensamiento.

Respuesta: Nosotros afectamos el sistema en que estamos por medio de nuestros deseos y nuestra intención. Toda la humanidad, todo lo que hay en este planeta y más allá de él en diferentes formas, son elementos de este sistema.

Así insertamos una señal especial en éste, que se centra en uno de los elementos que retornan a la mínima existencia humana equilibrada. Nosotros afectamos el sistema de esta manera, de tal forma que tenga un efecto positivo en nuestro amigo enfermo. Esta es una señal muy fuerte. Si seguimos trabajando de esta manera, veremos un resultado increíble.

No sabemos ni somos conscientes de todo el sistema, su plan, y sus intenciones. No conocemos el destino de cada uno, es decir, el papel de cada uno en este sistema, pero en términos generales, tenemos que influir tanto como podamos para que nuestro amigo este igual a nosotros.

Tenemos que sentir los problemas de todos los demás y anularlos totalmente, de tal manera que no tengamos más problemas corporales o espirituales distintos a la consecución de la completa armonía entre nosotros, puesto que somos los únicos que perturban la armonía de todo el sistema. Esta es la razón por la que tenemos que convocar este estado en el que se revele claramente la influencia de la fuerza superior que opera.

El sistema en sí no puede revelar la fuerza superior en él, dado que somos su elemento corrupto. Tenemos que estimular a las fuerzas positivas para que nos afecten y nos corrijan (en este caso, a nuestro amigo) de tal forma que coincida con la armonía general. Entonces, sentiremos a la fuerza superior revitalizadora en este sistema que lo evoca y lo dirige (al Creador). Si traemos todo el sistema al estado en el que se revela al Creador, entonces, a través de este, podremos estar en plena conexión con Él.

Así, nuestro amigo es un elemento que nos invoca para que nos conectemos con más fuerza entre nosotros, para que nuestros deseos y demandas al Creador, los de todo el sistema, sean colectivos, idénticos, y sean un centró de precisión. Entonces, a través de él aprendemos a estar conectados.

Espero que con el tiempo veamos que se recupere completamente. Esto sólo depende de nuestros esfuerzos.
(145455)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá del 10/8/14, Shamati # 5

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta