El entorno es mi garantía para el futuro

Dr.Michael LaitmanBaal HaSulam, “No existe nadie más aparte de Él”: Entonces la persona llega a la decisión de que nadie puede ayudarla, sino solo el Creador Mismo.

La persona toma esta decisión después de haber intentado de todas las formas conectarse de alguna manera con los dos planos, tanto con el  material como con el espiritual.

En el plano material, ella lucha por la supervivencia y las ganancias, y experimenta todas las dificultades de la vida, como cada persona en este mundo. Al mismo tiempo, está en el mundo superior, donde todavía no siente la fuerza superior, su naturaleza y unicidad, sino que sólo trata de formar en su interior los órganos de los sentidos para la revelación de la siguiente dimensión.

Después de todos los intentos por acercar estos dos mundos y, más allá de todos los problemas materiales, sin permitirse a sí misma olvidar que todo proviene de un manejo superior único y absolutamente bueno, ve que no es capaz de esto.

Este fue arreglado a propósito para que la persona necesite del Creador, de tal forma que esta fuerza superior venga y cree en ella los deseos correctos para su revelación.

Esto la lleva a hacer una demanda sentida para que el Creador le abra los ojos y el corazón, y la acerque realmente a la adhesión eterna con Dios. De lo que se desprende, que todos los rechazos que experimentó provenían del Creador.

Para entender esto, uno necesita un entorno que lo apoye. De lo contrario, la persona se olvidará de eso en todo momento. En cada momento de nuestras vidas se graba una nueva información, se revela una Reshimo, nuevas condiciones externas. Por lo tanto, la persona debe proporcionarse las garantías para el futuro, de tal forma que en el momento siguiente no deje de repente el camino espiritual, al encontrarse a pocos metros o incluso a kilómetros de su camino elegido que lleva al palacio del rey.

Por lo tanto, ella debe organizar un entorno que la apoye y haga que se quede bajo su influencia. En otras palabras, ella se inclina ante el entorno correcto que, en general, va por el camino de la revelación del Creador, la única fuerza en el mundo.

Entonces, durante cada descenso, la persona obtendrá en retorno la ayuda del entorno según haya sido su contribución con él, en la medida en que ella se entregó al entorno. De hecho, el pequeño puede recibir de los grandes al ser influenciado e inspirado por ellos en sus valores, y, debido a esto, continúa con sus aclaraciones internas.

Después de un cierto número de este tipo de acciones, después de haber pasado por las vicisitudes de la vida, la persona llega al verdadero grito. Ella ya tiene la vasija correcta del tamaño y calidad, lista para aceptar la revelación del Creador. Llora porque en las condiciones de ocultamiento no es capaz de permanecer en la sensación de que no existe nada excepto Su buen gobierno.

Suplica que la ayuden porque no quiere culpar al Creador, y el Creador le da a la persona la oportunidad. Él no puede ser revelado porque la revelación es posible sólo en los deseos correctos. Por eso, cuando la persona completa la medida necesaria de esfuerzos, la Luz Superior la recompensa con el atributo de otorgamiento.

Entonces, la persona finalmente entiende lo que fue dicho en todos los libros cabalísticos. Mientras obtiene el atributo de otorgamiento, ella revela al Creador dentro de esta vasija.

Esto sucede cada vez. La persona no pide la revelación del Creador en sus deseos egoístas como estamos pidiéndola ahora. El Creador se revela como el atributo de otorgamiento en los deseos en los que la persona es capaz y está dispuesta a aceptarlo a Él
(146692)
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/29/14, Shamati # 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: