El gozo de recuperarnos del ego

Dr.Michael LaitmanEl deseo de cumplir la meta de nuestra vida es equivalente a cumplir la Torá, a adquirir un alma, o a aplicar la sabiduría de la Cabalá. Todo es lo mismo. De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, un ser humano, Adam, es aquel que se asemeja al Creador. El Creador es amor y otorgamiento absoluto.

Cuando comienzo a estudiar la sabiduría de la Cabalá y a trabajar en un grupo, me examino yo mismo y entonces descubro que sólo pienso en mí mismo. Me construí como un egoísta y eso es normal, puesto que el Creador creó la inclinación al mal en el hombre.

Si me doy cuenta de eso, es un logro antes del comienzo del nuevo año (Rosh HaShaná), porque entiendo que soy un egoísta completo y que estoy totalmente en la intención de recibir. La persona común no aceptaría esto, dado que, a fin de entenderlo, tenemos que estudiar y atraer la Luz que Reforma.

Cuando yo revelo mi ego, me arrepiento de mis acciones, y a eso le llamamos el período de penitencia (Selijot) antes del año nuevo. Descubro que soy totalmente corrupto.

Por lo tanto comprendo la primera parte de la frase: “Yo he creado la inclinación al mal”. La segunda parte es: “He creado la Torá como una especia”, por lo tanto empezamos a buscar una manera de cambiarme yo mismo.

Mi intención de cambiar es llamada el comienzo del nuevo año. En vez de Faraón, yo corono al Creador como mi rey y uso Su fuerza de amor y otorgamiento para corregirme. El año nuevo es el deseo de corregirme y de alcanzar un nuevo nivel: aprender a amar.

Tengo que examinar y resolver todos mis 613 deseos con el fin de hacer eso. A esto se le llama los diez días de expiación entre Rosh HaShaná y Yom Kippur. Por supuesto, es mi actitud hacia los demás la que me examino y no mis deseos corporales comunes de comida, sueño y recreación.

¡Examino si siento el deseo de beneficiar de alguna manera a los demás, y descubro que no lo tengo! Incluso si le doy algo a alguien, es sólo para mi propio beneficio. Así llego a los diez días de arrepentimiento en los que llevo a cabo acciones especiales que atraen cada día sobre mí una Luz especial. Con la ayuda de la Luz, puedo ordenar mis deseos y distinguir entre los deseos que pueden y los que no corregirse.

Se nos dice que la respuesta es que la letra “Hey – ה” debe volver a la “Vav – ו”, lo cual significa que Maljut (la quinta Sefirá) debe regresar a Zeir Anpin. Maljut es mi deseo de recibir, y Zeir Anpin significa el Creador. Yo examino cuales deseos en mí y en qué medida puedo utilizar a fin de otorgarles a los demás y no para mi propio beneficio. Esto es llamado expiación completa, es decir examinar mi corazón en lo que respecta a los demás lo cual indica hasta qué punto me parezco al Creador.

Por eso se nos dice, “en el lugar en el que se paran aquellos que se arrepienten, el justo completo no permanece”. Después de todo, un justo completo ya ha alcanzado un cierto nivel de corrección, y la persona que se arrepiente asciende gradualmente cada vez más hacia el Creador.

Los diez días de expiación y Yom Kippur son una búsqueda y examen de todas mis diez Sefirot (613 deseos) después de lo cual estoy listo para la corrección y quiero parecerme al Creador con todas mis fuerzas. Soy una persona que se arrepiente, y ahora está claro cuáles deseos puedo corregir y cuáles no. Con esta comprensión llego a Sucot, las Luces que corrigen todo el mal en mí hacia la bondad.

Después de Sucot está la festividad de Simjat Torá (el regocijo de la Torá), puesto que la Torá es la Luz que Reforma y yo la uso con el fin de reformarme a mí mismo. Durante los diez días de expiación quise devolver el Hey a la Vav, es decir, al Creador, y en Sucot cumplo con esto utilizando toda la Torá y volviéndome como el Creador.

El octavo día de Sucot es Sheminí Atzeret, (derivado de la palabra hebrea “Atsarti”,  permanecer”), en la cual permanezco mi corrección, dado que no hay nada más que pueda corregir, y plenamente corregido, entro en la festividad de Simjat Torá.
(144884) 
Del Kab.TV “Una nueva vida” del 9/30/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta