El poder de la maternidad

7Pregunta: Sabemos que la maternidad conduce a un gran cambio en la vida de la mujer. ¿Qué cambia exactamente en ella? ¿A qué tiene que renunciar? ¿Qué procesos nuevos toman lugar en una mujer cuando se vuelve madre y para qué tiene que prepararse?

Respuesta: Una mujer que se vuelve madre gradualmente se mueve del nivel de una persona individual al nivel de un sistema, en el cual ella entra. Si previamente sentía que era individual y no estaba conectada con nadie excepto con su hogar, sus padres y su esposo, ella siente que se hace dependiente en el momento que tiene un bebé; llega a conectarse e incluso a ser cautivada por su bebé, que ahora está a su lado, obligándola, atándola abajo, absorbiendo toda su atención, y esclavizándola a tal punto que para ella no hay nada más importante en el mundo que cuidarlo.

Cuando  paseo en el parque, veo madres jóvenes sentadas en las bancas con coches de bebés hablándose entre sí. Cada una está mirando constantemente a su bebé, mientras habla con las demás: “Quizás él necesite algo, o quizás pueda hacer algo por él”. Esto ocurre continuamente. El bebé no necesita mucha atención, pero su naturaleza maternal la obliga a cuidarlo constantemente.

Imaginen qué pasaría si tuviéramos que poner un policía cerca de cada madre para asegurarnos de que ella no deje solo al niño. Sería imposible.

Pero la fuerza natural que se despierta en la mujer después de que da a luz, es una gran fuerza. Es una fuerza que estimula y da vida. No hay fuerza más poderosa que cree dependencia, amor, conexión y cuidado de otro que la fuerza que nace en la mujer que se vuelve madre. Esta se va haciendo más débil gradualmente y toma otras formas porque una madre puede tener más niños y tiene que prestarles atención a todos ellos.

Sin embargo, de todos los deseos humanos, la dependencia del bebé de ella y su cuidado hacia él, están por encima de todos los demás. Esto se debe a que de todos los otros deseos por comida, sexo, familia, riqueza y respeto, el deseo de cuidar a su bebé, de estar conectada con él, precede a todos los demás deseos y es más importante que todos ellos.

Enfatizo esto porque con el fin de llevar a la humanidad a un estado de armonía con la naturaleza y en el cual el avance positivo de la humanidad depende del alcance de un futuro brillante, tenemos  que usar esta fuerza. Esto se debe a que es natural y no tenemos que buscar nada artificial.

Solo necesitamos una cosa: juntar a las madres y explicarles de manera simple y convincente que el método integral que le recomendamos al mundo es lo mejor y es la única manera de prometerles a sus hijos un futuro bueno, seguro y saludable.

Nosotros deberíamos explicarle a cada madre, por el bien de su hijo, qué sistema de conexiones tenemos que establecer en la sociedad, qué tenemos todos que preparar para que su bebé tenga un mundo maravilloso en el que crezca y se desarrolle, como lo sueña toda madre.

No necesitamos convencerlas de ninguna otra forma sino que simplemente le explicamos a toda madre qué es lo que creará el mejor mundo para su bebé y qué tenemos que hacer para que su bebé tenga un entorno correcto. No tenemos que hacer nada más. 

(147050 – Del programa “Una nueva vida” del 5/15/14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: