El secreto esencial de los judíos, parte 60

Del libro El secreto esencial de los judíos, M. Brushtein

 

Qué ha hecho la Fuerza Mayor

“Apártense del hombre cuyo aliento está en su nariz, porque ¿en qué mérito está él para ser estimado?” (Profetas; Yeshayahu- Isaías 2:22)

Una de las primeras fuerzas mayores descritas en la literatura, puede considerarse la construcción de la Torre de Babel. Como sabemos, la gente quería obtener el cielo, pero… los constructores de repente dejaron de entenderse entre sí, y el proyecto se detuvo. Una fuerza mayor típica.

Esto proviene de una historia menos antigua.

Alejandro Magno hizo todo lo posible, luchó. Él conquistó un territorio desde el Indo hasta el Danubio, formó el país más grande en el mundo antiguo. Y luego, como es el caso, hubo una fuerza mayor. Alejandro fue mordido por un mosquito, un portador de un virus, según una versión, o fue envenenado, según otra. Fuera lo que fuese, el gran conquistador murió a la edad de 32 años, y eso fue todo. El imperio se derrumbó, y la campaña planificada para China no ocurrió.

De una historia reciente.

Las personas construyeron y erigieron el socialismo, y luego decidieron reconstruirlo. Entonces se produjo un caso de fuerza mayor. Y surgió el capitalismo.

Por cierto, ¿por qué era necesario erigir el socialismo y el capitalismo apareció por sí mismo? ¿Tal vez porque las condiciones estaban maduras para el capitalismo y, no obstante, no para el socialismo?

Pero volvamos a nuestro tema. ¿Cómo nos las arreglamos para vivir así?

Estamos constantemente en circunstancias de fuerza mayor, pero preferimos no darnos cuenta de esto. Incluso un clásico no es un decreto.

“Perdón, ‘replicó el extraño suavemente’, pero para gobernar, hay que tener un plan preciso que funcione durante algún período de tiempo razonable. Permítame le pregunto ¿cómo puede el hombre controlar sus propios asuntos cuando no sólo es incapaz de compilar un plan para algún corto plazo ridículo, como por ejemplo, un millar de años, sino que ni siquiera pueden predecir lo que le pasará mañana? ‘”(Mikhail Bulgakov, El Maestro y Margarita)

En serio, frente a nosotros hay un método especial de manejo que no entendemos. Su esencia es ocultarse de nosotros, de los que somos gobernados.

Todo está bajo control, todo sin excepción. No tenemos dudas con respecto a los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza. Tenemos dudas con respecto a nosotros mismos.

En el momento, el área de fenómenos inexplicables de la naturaleza lo incluye casi todo. Desde tormentas eléctricas hasta la gravedad. Entonces, este interminable ciclo de ambigüedades comenzó a disminuir.

La observación y el descubrimiento de las leyes de la regularidad se han convertido en una ciencia. El ser humano comenzó a sentir, si no a Dios, al menos a Su suplente. Esos fenómenos que no están sujetos a las leyes de la regularidad, él los llama casualidad, un accidente, un evento, o incluso el destino de la fuerza mayor. Cuando se calmó, y todo volvió a la normalidad.

Cómo se las arregla el ser humano para sentirse el jefe cuando la fuerza mayor infinita vive junto a él, es imposible de entender.

Por otro lado, los autores de los actos de fuerza mayor pueden ser vistos por todos.

“Cualquier filosofía está de acuerdo

que no hay escapatoria de los judíos en el mundo,

la ciencia simplemente todavía no está clara

cómo hacen ellos los terremotos”.

(Igor Guberman)

(144232)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta