Exíjanle explicaciones al Creador

444Pregunta: Siempre decimos, “No existe nadie más aparte de Él”, y usamos esto en todos lados como un cliché. Si, por ejemplo, alguien me lastima o me hace enojar, reacciono en correspondencia, pero después recuerdo “Oh, pero esto vino del Creador. Bueno, dado que viene de Él, entonces está bien”.

Cómo podemos llegar a tal estado en el que reaccionemos hacia el amigo con el mismo asombro que hacia el Creador, “¡Oh, pero este es mi amigo!”

Respuesta: Esto es incorrecto. No podemos alcanzar al Creador, y es por eso que ustedes dicen, “Oh, ok”, reafirmándose y estando de acuerdo con todo lo que sucede, Esto es complacencia, como dicen, “Opio para las masas”.

En realidad, debe haber alcance del absoluto perfecto. Cuando realmente entienden, sienten, y alcanzan al Creador, entonces su acuerdo con Él adquiere una fuerza real.

Hasta entonces, continuarán consolándose con “No hay nada qué hacer. El Creador es…” Como escriben en las pólizas de seguros, “Impacto de rayo; nada pudo hacerse ¿Quién es el culpable? Es una fuerza extraña”.

Pregunta: ¿Tal vez hay una carencia de análisis aquí?

Respuesta: ¡Es sólo una falta de alcance! Este no es un asunto de la mente, sino de los órganos de alcance, de los Kelim (vasijas). Es necesaria una reacción correcta.

Primero y antes que nada, necesitamos exigir que quede claro qué está sucediendo. Exijan, y no acepten simplemente, dado que, a través de eso, sólo pulen por encima todo lo que Él está haciendo con ustedes. Él quiere retarlos a una sensación mutua seria, a una aclaración, pero ustedes preventivamente aceptan, “No, no, no hay necesidad de eso; todo está bien”.

¡Exijan aclaraciones del Creador! 

(145170 – De la Convención en San Petersburgo “Día tres” del 9/21/14, Lección 6)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta