Exilio: Sobre el borde de la Luz y la oscuridad, parte 3

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Permanecen los judíos como pueblo de Israel en el sentido espiritual de la palabra después de la destrucción del Primer Templo?

Respuesta: Ellos eran conscientes de su incapacidad para resistirse al egoísmo que los controlaba. Este hecho está documentado en los libros históricos y crónicas.

Hay gran cantidad de materiales que abarcan este tema. Fueron escritos en el pasado remoto por participantes inmediatos de los acontecimientos, no por los investigadores contemporáneos.

Los judíos eran una nación altamente alfabetizada. Ellos transmitieron sus conocimientos de generación en generación. Sus escritos fueron preservados, sistematizados y clasificados. Por lo tanto, estuvieron bien cuidados durante siglos.

Por lo tanto, las personas se dieron cuenta claramente: “¡No hay Creador entre nosotros!”

Pregunta: Sin embargo, ¿qué tomaron consigo para ir al exilio? ¿Qué se llevaron con ellos? Anteriormente, observaban principios de Abraham, pero ¿qué les quedó después del colapso?

Respuesta: Ellos recordaban muy bien su historia. No eran totalmente inconscientes de ella, como si hubieran sido golpeados en la cabeza. Por otra parte, la caída nunca sucede de inmediato; ésta se despliega gradualmente; las personas se enfrían lentamente, dejan atrás sus estados anteriores, y siguen haciendo intentos infructuosos por regresar nuevamente a su estado anterior.

Nosotros nos esforzamos para aferrarnos a nuestro pasado, pero no somos capaces de hacerlo. Al mismo tiempo, al intentar volver de nuevo a él, aunque no logremos resultados, aun así continuamos explorando y revisando nuestros estados previos, por lo tanto los retenemos en nuestra memoria.

Es similar a la distribución de la Luz en un Partzuf y su posterior salida de él, TANTA. En la última etapa, cuando todo lo demás ya se ha ido, todo lo que queda son los recuerdos (Reshimot). Sin embargo, en esta etapa, están bastante frescos y se llaman vasijas (Kelim). Este tipo de vasijas son correctas. Ellas reflejan las sensaciones correctas, las definiciones de lo que está pasando dentro de nosotros, sólo en este punto, uno se da cuenta en qué estado se encontraba antes. En el tiempo que estuvimos en ese estado, no entendíamos qué significaba este en realidad para nosotros.

Esto también sucede en la vida diaria. A menudo, le decimos a alguien: “Más adelante te acordarás de esta situación y la entenderás de otra manera”. Por lo tanto, siempre hay algo que queda cuando dejamos atrás nuestras situaciones pasadas y cuando no está en nuestro poder interrumpir la tendencia a dejarlas atrás.

(144144 – Del Kab.TV “Babilonia ayer y hoy” del 3 de Septiembre del 2014)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta