Historias breves: Cruzando la frontera egipcia

Dr. Michael LaitmanDespués de que el grupo de Abraham trabajó en la unidad, ellos empezaron a descubrir un nuevo nivel del ego y comenzaron a alejarse otra vez, al igual que lo hicieron en Babilonia.

Ellos fueron dominados por la fuerza de Faraón, un ego gigante que los presionó, las relaciones entre ellos se convirtieron en “la esclavitud de Egipto”.

Fue en ese momento que apareció el siguiente líder de la nación, Moisés. Moisés fue criado desde muy joven en la casa de Faraón, pero no obstante, se despertó en él un gran deseo de ascender por encima de su crianza. Él escapó de Faraón y se volvió hacia el pueblo, llamándolo a salir de Egipto.

El pueblo, no obstante, era muy débil. Por un lado, ellos entendían que tenían que dejar la esclavitud egoísta, de lo contrario no había posibilidad para conectarse y unirse a fin de reproducir la idea de Abraham, a revelar al Creador, lo cual los ayudaba a avanzar en la conexión entre ellos.

Por otra parte, el Creador estaba oculto de sus sensaciones. Así que la esclavitud en Egipto es como la noche para ellos, ya que no sentían la vida espiritual en absoluto. Pero ellos ya la habían probado y sentían qué significaba un estado espiritual: la vida sin ninguna limitación, una sensación de espacio externo, una dimensión diferente.

Por lo tanto, eran más bien pasivos en un primer momento y Moisés tuvo que exasperar a Faraón (el ego) hasta el punto de que las personas sintieran su rígido dominio. Sólo entonces ellas vieron las aflicciones que el ego les causaba y entonces estaban listos para salir de Egipto, ya que no querían identificarse más con su ego. No tenían poder para romper con él, pero de repente sintieron el deseo de hacerlo.

Al mostrarles la crueldad y la astucia del ego, Moisés eleva al pueblo y lo saca del estado egoísta. Ahora están listos para superar todas las peleas, disputas y conflictos y ascender por encima de ellos de acuerdo a la condición de “el amor cubre todas las transgresiones”. Entonces ellos se separan de la esclavitud en Egipto, se elevan por encima de él, y salen de Egipto.

Cada nivel espiritual completo está hecho de diez subniveles. Cada subnivel debe verse como una fuente de pérdida, dolor, sufrimientos y enfermedades terribles. Los sufrimientos se acumulan gradualmente en el reconocimiento de la esclavitud egoísta y convencen a la gente para que rompa con el ego (incluso por la noche, en la oscuridad, cuando no se entiende nada y no pueden ver nada); lo principal es mantener la conexión entre ellos.

La situación antes y después de la salida de Egipto, es similar al cruzar una frontera. En Egipto dependemos unos de otros, odiándonos mutuamente, pero el momento en que tomamos sobre nosotros la ley de la misericordia, de otorgamiento altruista, de incorporación mutua, podemos cruzar la frontera y romper con Egipto.
(146715)
Del Kab.TV “Historias breves” del 10/22/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: