Los hijos del universo, parte 3

9Hoy estamos ligeramente corriendo el velo que cubre la materia oscura y otros fenómenos, pero aun no lo sentimos; el resultado se calcula a partir de datos que reunimos, postulando lo que les hace falta.

Pero no conocemos la fuente de las fuerzas que operan en la naturaleza, la esencia de su acción, y las relaciones entre ellas. El factor mismo de su existencia lo percibimos como una consecuencia, no como algo en sí.

El punto principal es que todo lo que podemos aprender, estudiar, y alcanzar se describe en nuestros cinco sentidos, porque al final de una cadena de experimentos e investigación existe un ser humano con sus cinco sentidos, con su mente y sus sensaciones, con su imaginación y su habilidad para construir modelos específicos y convertirlos en un modelo general del universo. Hasta ahora, por supuesto, todos esos modelos y resultados de su investigación son muy limitados.

Básicamente no sabemos nada, como una pequeña tortuga que sale de su refugio y se arrastra unos cuantos pasos en un lapso de tiempo enorme. En realidad, no está demasiado lejos del arbusto bajo el cual se sentó con su cabeza metida en su caparazón. Y no sabe nada.

Más aun, al avanzar gradualmente tampoco descubrirá nada. No importa cuánto nos desarrollemos en nuestro estado actual, no descubriremos nada cualitativo. Podemos reunir una cantidad masiva de hechos y datos, pero no seremos capaces de procesarlos y estudiarlos de manera que nos describan la imagen general.

Esto se debe a que con el fin de conducir una verdadera investigación acerca de nosotros mismos tenemos que movernos al nivel superior, a una mente y corazón más elevados, en otras palabras, a no depender de los tres ejes del tiempo y espacio y de la mente y el corazón que tenemos hoy, sino ascender por encima de ellos y ver todo bajo una luz diferente, como si ya no fuéramos seres humanos en este planeta. Entonces alcanzaremos el conocimiento de las personas y el entendimiento de quiénes somos.

Necesitamos una nueva ciencia con el fin de hacer eso. No es casualidad que los científicas de hoy ya reconocen el hecho de que la ciencia tradicional está en crisis ¿Por qué? Después de todo, tenemos suficientes herramientas, sabemos cómo construir enormes estructuras complejas, enviamos telescopios que orbitan la tierra y nuestros microscopios y aceleradores penetran las partículas.

Se invierten miles de millones en la investigación científica, pero eventualmente los beneficios de tales estudios resultan ser una ilusión a tal grado, que incluso nos burlamos de los científicos que parecen satisfacer su curiosidad natural a expensas del que paga impuestos.

No consideramos la ciencia tan seriamente como solíamos hacerlo, especialmente cuando nuestra esencia, nuestro ego, arruina todos sus frutos. Después de todo, usamos la ciencia con el fin de dominarnos entre nosotros y obtener ganancias a expensas de otros, entonces en realidad es imposible encontrar buenos frutos en este árbol.

(146842 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 3/2/14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: