Mi día de mi propio juicio

LaitmanPregunta: ¿Por qué una ofensa contra una persona es peor que una ofensa contra el Creador? ¿Quiere decir que la persona no puede arreglárselas con el Creador a menos que se las arregle con los que la rodean?

Respuesta: Ustedes no pueden volverse hacia el Creador si hay personas en el mundo a quienes han perjudicado. Nosotros podemos influir en el Creador sólo a través de las personas de acuerdo a la ley de “del amor de los seres creados al amor por el Creador”.

Después de todo, el Creador está oculto y nosotros sólo podemos revelarlo a Él al darle a la gente. Esta es la razón por la que la sabiduría de la Cabalá es llamada la sabiduría oculta. Nos enseña cómo darles realmente a las personas con el fin de descubrir al Creador detrás de ellas. Si no sabemos esto, nunca seremos capaces de hacer que la gente sea buena debido a que nosotros le damos, entonces tampoco seremos capaces de otorgarle al Creador. Resulta que terminaremos nuestra vida sin ningún resultado positivo.

Pregunta: Supongamos que yo he lastimado a un amigo y quiero hacer las paces con él. ¿Es suficiente con que le pida su perdón como es habitual antes de Yom Kippur?

Respuesta: Por supuesto que no es suficiente si sólo le piden perdón a su amigo sólo para limpiarse ante el Creador en Yom Kippur. Para hacerlo, ustedes deben disponerse a darle al amigo algún regalo, siempre y cuando puede estar seguros de que él les perdonará y ustedes serán capaces de justificarse a sí mismo ante el Creador.

Pero esto es mejor que nada dado que llegamos a Lishmá (para Su beneficio) desde Lo Lishmá (no en Su beneficio). Hacer verdaderamente la paz con el amigo significa comenzar a amarlo, es decir restringir los deseos personales y estar verdaderamente dispuestos a hacer todo por él. Esta es la corrección de la intención en el corazón en la que no quedan cálculos personales, lo cual significa que todo lo que me pasa a mí no importa. Tal corrección llamada verdadero otorgamiento se requiere de nosotros y sólo la sabiduría de la Cabalá nos la puede enseñar.

Podemos decir que la esencia de Yom Kippur es el resumen, la aclaración, de la cantidad de restricciones que puedo realizar en mí mismo para poder actuar en amor y otorgamiento a los demás después de ese día. A través del amor por las personas yo conseguiré el amor por el Creador. El “día del juicio” es el día de mi propio juicio.

 (144712​​)
Del Kab.TV “Una nueva vida” del 9/30/14

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta