Un techo que te protege del viento y de la lluvia

5Rabash, Carta 36: El asunto del S’jaj (la cubierta de la Sucá) el cual es llamado sombra, está hecho de está hecho de los desechos del granero y el lagar. Este es el asunto al que nos referimos en nuestra plegaria en la Sucá, “para refugiarnos de las corrientes y de la lluvia”, lo cual significa que la fe de la persona la salva de todos los que la dañan. Esto se debe a que el asunto de los que dañan, es el asunto de pensamientos extraños e ideas extrañas y la fe en realidad se construye de esos materiales de desperdicio y sólo de esa manera es un refugio para el viento y la lluvia, dado que de otra manera es llevada por la corriente de este mundo.

Tenemos que encontrar y alcanzar cada vez este estado en el que no le importa a nuestra mente y corazón, es decir los “desechos de granero y lagar” (granero se refiere al corazón y lagar a la mente). Esos materiales de desecho se vuelven tan importantes para nosotros que los elevamos por encima de la razón al ascender por encima de nuestros pensamientos y deseos de con el fin de recibir, trabajamos por encima de ellos y construimos el S´jaj (techo) de la Sucá, la cual nos salva de las corrientes de aire. Parece que esas corrientes vienen como para hacernos fallar y debilitarnos, pero en realidad son enviadas sólo con el fin de forzarnos a hacer más fuerte el techo de la Sucá.

Pregunta: ¿No es peligroso comenzar a comportarse como un “chico listo” en vez de sentir?

Respuesta: Por supuesto tienen que ser listos,  pero si examinan a otros con sus sensaciones (su corazón y su mente) seguramente acabarán con la respuesta incorrecta, porque esas herramientas no son válidas. Antes que la persona se vuelva un juez neutral, ella no puede examinar ni evaluar nada. No es por casualidad que “Themis” (la diosa de la justicia) juzgue con los ojos vendados.

Un juez debe ser neutral, lo cual significa por encima de sus propios pensamientos y deseos. Debe saber cómo manejarse o en otras palabras cómo estar en vasijas de otorgamiento. Sólo entonces es posible decir que esa persona puede investigar y aclarar lo que está sucediendo, porque un juez sólo tiene lo que sus ojos pueden ver.

La razón para todas las fallas en el mundo es en realidad porque las personas piensan que pueden ser objetivas. Pero de dónde puede venir ese enfoque objetivo si el mundo está totalmente inmerso en su ego.

Al estar en una decena fuerte, investigamos, aclaramos cosas, y tomamos decisiones al discutir cosas entre nosotros y tratar de ascender juntos, comenzamos a observar los diferentes fenómenos a través del prisma de la decena. Esta es una investigación seria, aun cuando cada uno de nosotros todavía no esté corregido. Pero tratar de ver las cosas a través la decena nos ayuda a avanzar y nos acerca a la respuesta correcta.

(145324 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 10/10/14, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta