Una caja de herramientas de la Luz

10La sabiduría de la Cabalá, en contraste con otras sabidurías, investiga la materia interna más elevada, el deseo que está en el nivel humano.

Los deseos en los niveles inanimado, vegetativo y animado, aparecen ante nosotros en este mundo. Nosotros podemos investigarlos, entenderlos y usarlos. Sobre la base para investigarlos, creamos una ciencia.

Pero, no hay ciencia que investigue el deseo en el nivel humano. La psicología trata de alcanzar esto, todavía sin éxito. ¿Por qué? Porque el investigador debe estar en un nivel más elevado que el objeto, que el sujeto que está siendo investigado.

Al ser una persona en este mundo, yo puedo explorar la materia inanimada (la física, química, etc.), vegetativa (botánica) y la materia inanimada (biología, zoología, etc.). Después de todo, estoy situado en un nivel más alto.

Sin embargo, la materia del nivel humano, nuestro mundo interno, no puede ser investigada desde nuestro nivel. Y por lo tanto la psicología y la psiquiatría están vacías de una base científica real y sólida.

Pero con la ayuda de la sabiduría de la Cabalá, podemos crear esta base, y gracias a esto, podemos investigar más verdadera y objetivamente todo el resto de estratos inferiores de los niveles inanimado, vegetativo y animado. Por ahora, tenemos la oportunidad de tomar en cuenta los errores y equivocaciones en las investigaciones de la naturaleza de estos niveles inferiores, donde hacemos distorsiones generadas por nuestra propia naturaleza humana.

Entonces, la sabiduría de la Cabalá, es específicamente una ciencia en el sentido completo de la palabra, y es mucho más precisa que otras ciencias. Porque con ella investigamos la sustancia de la creación, el deseo de recibir, en los niveles inanimado, vegetativo, animado y hablante, y utilizamos un único aparato llamado la Luz Superior.

Cuando los físicos estudian la materia en un acelerador de partículas, ellos inducen a colisiones y observan sus resultados.

Entonces con nosotros es lo mismo: La Luz llega y hace colisiones, es decir que lleva a cabo un Zivug de Haka’a (acoplamiento por golpe). Primero ocurre la colisión y después de esta, el acoplamiento. Con la ayuda de este experimento, examinamos y aprendemos sobre lo que está sucediendo en el encuentro entre el deseo de recibir y el deseo de otorgar, entre el Creador y la creación. 

(146995 – Del Congreso en Los Ángeles del 11/02/14, Lección 3)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta