Una Sucá en el patio y también en el corazón

888Pregunta: ¿He entendido su explicación correctamente, que en adición a la Sucá que construimos en el patio, depende de nosotros el construirla también en el corazón?

Respuesta: Absolutamente. Y lo principal es construir la Sucá en el corazón. Después de todo, construir una Sucá en al patio es sólo una costumbre.

Construir una Sucá en el corazón, significa organizar los deseos, intenciones, pensamientos, anhelos, preocupaciones, ansiedades, plegarias, y todo lo que tengo dentro, y separarlo de los deseos corporales, bestiales, que son las preocupaciones por la existencia física.

Depende de mí el diferenciar completamente mi parte física de la parte espiritual. La parte física está preocupada por comida, dormida, y reproducción, y todas las preocupaciones humanas ordinarias. Mientras que la parte espiritual, es mi razón para vivir, la meta de mi existencia, y el significado de la vida. Para alcanzar el significado de la vida, yo debo examinar qué deseos dentro de mí son relevantes para esta meta.

La parte de los deseos que está dedicada a alcanzar la meta de la vida es llamada el alma. Toda la persona son deseos. Existen deseos físicos, corporales que son relevantes para este mundo, dado que los tiene cualquier animal; y existen deseos que están más allá de la existencia física: “¿Cuál es la razón de mi vida?” “¿Quién está manejándome?” “¿Qué me sucederá?” “¿Cuándo terminará esto?” “¿Debo vivir simplemente como una bestia o hay algo más allá de esto?”

La sabiduría de la Cabalá explica que la persona debe elevarse a otro nivel más allá de la existencia física. Durante la vida, la persona debe elevarse al siguiente nivel y comenzar a vivir en el nivel del Creador. El próximo nivel se alcanza gracias a la adquisición de las características de otorgamiento y amor, a partir de la cual es posible ver una realidad que está más allá de este mundo, ver un mundo de fuerzas, una realidad infinita en la cual no hay tiempo, movimiento, espacio, vida o muerte.

Llegamos a un desarrollo ilimitado que es llamado el mundo por venir. Y todo esto sucede durante nuestra vida en este mundo, aquí y ahora. Como está escrito: “Verás tu mundo durante tu vida”. Nosotros vivimos en un periodo en el cual todas las personas pueden alcanzar esto, según el grado en que lo deseen.

Desarrollar características de otorgamiento y amor dentro de mí, es decir desarrollar el alma, es llamado una Sucá dentro de mí. Para esto, depende de mí el hacer escrutinio de los deseos que existen dentro de mí que están enlazados y en diferentes niveles de otorgamiento y recepción.

Todos esos deseos son sólo con respecto a la relación con los demás y están dirigidos hacia afuera de mí. Ningún deseo está dirigido hacia mí. Cuando comparo todos esos deseos, viendo cuáles de ellos son más cercanos a la caridad, cuáles son más cercanos a la superación, cuáles son más o menos limitados, yo construyo una especie de envoltura alrededor de mi alma que es como una Sucá.

Pregunta: ¿Examino todo el sistema de mis relaciones con otras personas, y a partir de esas relaciones construyo los muros y el techo para la Sucá en mi corazón?

Respuesta: En cierto sentido esto es correcto, pero no es así de simple. Se requiere mucho tiempo para descubrir mis deseos y ver qué son realmente. Después de eso, cuando leo libros de Cabalá, veo que estoy construido precisamente de acuerdo a lo que está escrito en ellos, y entonces gradualmente se construye una Sucá en mi corazón como la vestimenta exterior de este sistema de relaciones. 

(145071 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 10/2/14)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: