entradas en '' categoría

Usando el dinero para el bien de la sociedad

3Comentario: Hoy en día, la mayoría de las personas están en una situación muy difícil, y la principal preocupación de cada persona es su sustento de vida. Por desgracia, no todos tienen ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas. El tema del dinero despierta muchos temores y otros sentimientos asociados a la incapacidad para ganarlo.

Respuesta: Así es, pero es necesario entender que todo depende de los valores existentes. Si decimos que la humanidad está empezando a cambiar su percepción de hoy, esta es sólo la primera etapa que expone la incapacidad de la persona para realizarse a sí misma de acuerdo a los valores anteriores. Estos valores fueron creados por personas que querían obtener dinero y poder en el mundo a expensas de los demás, porque el mundo estaba dominado por el dinero.

De hecho, el mundo está dominado por unas pocas docenas de familias que a lo largo de cientos de años han acumulado el poder que hizo posible que ellos controlaran el mundo. Y todos los gobiernos con los que estamos familiarizados están sujetos a ellas.

Estas familias determinan que necesidades deben haber entre la población mundial y en qué forma. Estos valores están diseñados para hacer que las personas trabajen y les aporten más potencia y más beneficios a quienes tienen el control.

Vemos que nos encontramos en un estado en el que estas reglas no valen nada. Si la humanidad descubre que no puede seguir desarrollándose como lo hizo anteriormente, esta situación es llamada el reconocimiento del mal.

Hoy en día la persona se ha vuelto aparentemente más libre. Por un lado, ella no pertenece a su dueño, pero por otro lado, los deseos que se han desarrollado en ella la mantienen cautiva. La idea es que los deseos de la persona no están desarrollándose temprano en la vida hacia algo más elevado: tengo un vagón, ahora quiero un automóvil, tengo un auto pequeño, pero ahora quiero uno grande, tengo un auto grande y quiero un avión.

Nuestros deseos están desarrollándose no sólo cuantitativamente sino también cualitativamente. Un auto o un avión en vez de un vagón no crean algo diferente en principio. En cambio, el deseo anterior simplemente se ha realizado y se sienten nuevas necesidades.

En última instancia, nos encontramos en una situación limitada y tensa en muchos aspectos. En primer lugar, dentro de la estructura actual de la sociedad, yo mismo no estoy preparado para proporcionarme lo necesario para la existencia. En segundo lugar, no puedo desarrollarme como me he desarrollado en el pasado. En tercer lugar, veo el final de este desarrollo por parte de la naturaleza. En cuarto lugar, siento que no estoy llenando mis nuevos deseos y necesidades que han crecido de repente en mí, porque no pertenecen al nivel del que me he decepcionado.

Históricamente, nuestro desarrollo siempre se ha movido de forma natural en una nueva etapa bajo la presión de las circunstancias. Pero esta forma de desarrollo es muy larga y difícil y va acompañada por los desastres que suceden regularmente, y vemos que estos desastres están aumentando.

Estamos hablando de cambios climáticos en la dirección del calentamiento o enfriamiento global y son fenómenos con los que no podemos lidiar. La humanidad realmente podría encontrarse en tal situación en la que sólo un pequeño grupo de personas llegará a la nueva etapa de desarrollo, en el mejor de los casos mil millones de personas, o incluso menos.

¿No es mejor aprender del pasado, como se nos dice en el Talmud Babyli, Tamid 32a: “Una persona sabia ve el resultado”, y comenzar a desarrollarnos sólo a través de nuevos métodos? Esta es la pregunta. De ello se deduce que todo depende de que nosotros expliquemos la situación en la que estamos para que la humanidad entienda sus causas y en qué dirección debemos avanzar.

Hasta ahora, la humanidad ha desarrollado un sistema educativo que se compone de escuelas, guarderías, colegios y universidades. No hay lugar en el que a las personas no se les de educación. Y a pesar de que un tercio de la población no sabe leer ni escribir, es posible presentarle una explicación del método de Educación Integral a la mayoría de la población, y esto será suficiente. Todos los demás solo se unirán, casi inconscientemente de la misma forma en que viven ahora.

A todas aquellas personas que pueden ser alcanzadas, es necesario darles una explicación y llevarlas a un entendimiento de que la solución al problema está en el cambio de la persona. Pero esto requiere de esfuerzo y trabajo de su parte, y la persona debe trabajar en esto. Y, el trabajo necesario para garantizar un nivel racional de vida no tomará más de dos horas al día.

Todo el resto del tiempo la persona lo trabajará para garantizarse a sí misma la cobertura de “dinero” para el llenado de las nuevas necesidades que la sociedad creará en ella. Y para estas necesidades no hay límites, ya que las creamos a través de conexiones sociales y a través de la participación de la persona en la sociedad.

(147225 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 8/30/12)

Previniendo una tercera intifada, parte 2

1La sabiduría de la Cabalá nos revela el plan de la creación, las fuerzas superiores. Descubrimos que en realidad son una fuerza única que opera en nosotros, en toda la realidad, y que nos influye de muchas maneras diferentes.

Por lo tanto la humanidad entiende cómo puede afectar su destino. Es imposible cambiar el proceso real que nos lleva desde el estado inicial al estado final, pero podemos acelerarlo, comprenderlo, y participar conscientemente en él con todos nuestros corazones y mentes. Así somos incorporados en este con todos nuestros sentimientos y sensaciones en los diferentes niveles de nuestra percepción y participación.

Primero podemos incorporarnos en él sólo pasivamente observando lo que está pasando sin entender realmente. Pero más tarde, esta incorporación se hace cada vez más activa.

El último estado determina que toda la humanidad logrará la unidad en perfecta armonía al unirse al mundo entero en los niveles del inanimado, vegetativo, animado, y a todas las fuerzas de la naturaleza que se revelan a nosotros hoy y a aquellas que aún van a revelarse.

Por lo tanto, debemos ver cómo podemos conectarnos y unirnos tanto como nos sea posible entre nosotros y con la totalidad de la naturaleza, en los niveles inanimado, vegetativo y animado en el estado en que estamos ahora en este nivel.

Esto significa que deberíamos preocuparnos por la unidad de toda la sociedad humana y por una ecología sana y una conexión saludable con el entorno, con el fin de llevarnos a todos a la armonía y a las buenas conexiones mutuas.

Una vez que establezcamos una esfera tan armoniosa, en el momento siguiente, esta esfera cambiará su forma y se convertirá en una elipse y tendremos que corregirla de nuevo y convertirla en una esfera, porque una esfera es la forma perfecta para la conexión total.

Esta esfera se deformará una y otra vez y nosotros tendremos que llevarla constantemente de nuevo al estado de armonía. Mantener la armonía en todos los estados es la forma ideal para avanzar al participar en el proceso evolutivo natural.

Pregunta: ¿Qué conclusiones podemos sacar de esto con respecto a nuestra situación actual, con el fin de impedir el estallido del terror por parte de los ciudadanos árabes que hay en Israel?

Respuesta: Yo me acerco al problema de forma global. Puede haber una intifada, diferentes tipos de antisemitismo, guerras, desastres naturales, tifones, o tsunamis. Si descubrimos un fenómeno que altera la armonía perfecta en un momento dado, es una señal de que no estamos manteniendo a la naturaleza en el estado correcto.

Es nuestro deber de mantenerla en un estado de armonía. La sabiduría de la Cabalá nos dice que esto depende de la nación de Israel, del grupo que fundó Abraham. De entre toda la humanidad, Él escogió a aquellos que pueden influir de forma correcta a la humanidad y llevarla cada vez a un estado de armonía.

Resulta que una pequeña parte de la humanidad llamada Israel, lo cual significa Li Rosh (mi cabeza), determina la forma en que se comportarán todas las demás naciones y en qué medida se conectarán en una esfera redonda.

Abraham recogió a estas personas especiales y fundó un grupo y les pasó el método, el conocimiento, y las riendas para conducir a la humanidad. Desde entonces, todo el proceso evolutivo depende de la nación israelí. Nuevas personas pueden unirse a ella si sienten que pertenecen a este proceso y a esta idea, y es así como sigue su curso el proceso evolutivo del mundo.

(147723 – De “Una nueva vida” del Kab.TV del 11/13/14)paint