Con respecto al terror, al aumento de los precios y a la unificación de la sociedad, parte 2

Dr. Michael LaitmanParecería que el costo de la vida no es un tema que agarre el corazón y lo obligue a latir con fuerza. Pero, de hecho, para algunos, esto podría incluso ser más significativo que una intifada.

Si me despierto cada mañana y estoy atormentado con el pensamiento de con qué alimentar a mis hijos pequeños, cómo terminar el mes sin un déficit, sin nuevas deudas y préstamos bancarios adicionales, entonces esto se convierte en un tema de gran preocupación.

En esencia, la culpa no recae en el banco, ni en la compañía que hace el yogur infantil y que infla el precio. Ninguno de ellos es culpable. Porque todos ellos están actuando de acuerdo a su naturaleza egoísta. Pero si queremos influir sobre ellos, al convencerlos de que el precio de los alimentos para niños es cuatro veces inferior en función del precio básico de este tipo de productos y que aun así ellos seguirán teniendo gran beneficio, es necesario cambiar la base de su pensamiento.

Es posible hacer esto a través de la influencia del entorno; ¡entonces vengan, cambiemos nuestro entorno! Y esto no es a través de gritos, protestas y manifestaciones; sino que se realiza a través de la conexión y la unidad entre nosotros.

Con la ayuda de la fuerza de nuestra unidad, influiremos en los fabricantes de yogur de los niños de tal manera que ellos mismos quieran bajar el precio. Y lo mismo ocurre con el precio de los apartamentos y todo lo demás. Arreglemos todo a través de la conexión entre nosotros.

Pregunta: ¿Por qué una empresa de repente querría bajar el precio?

Respuesta: Porque la sociedad influirá a través de su singular opinión.

Pregunta: ¿Por qué no tuvimos éxito antes cuando nos juntamos en una protesta general?

Respuesta: Esto no funcionó porque antes queríamos aplastar las empresas y no buscábamos la unidad general. Esta no es la misma fuerza que actúa dentro del sistema de la naturaleza. Si hubiéramos querido unirnos y lograr buenas relaciones en la sociedad, entonces habríamos influido en todos.

Ciertamente esto no ocurriría de inmediato, porque no está dirigido precisamente hacia la meta de la creación, pero aun así, veríamos beneficios. Si tan solo tratamos de aniquilar a alguien, entonces no hay ningún mensaje constructivo en esto y nunca tendremos éxito en este camino.

No nos unimos para salir juntos en contra de alguien, sino por el bien de la unidad en sí; que ayudará a reducir el costo de vida. La unidad es el medio para corregir la situación.

Y no había unidad en las protestas generales. Los manifestantes querían acabar con las empresas. Mientras que, a través de la unidad de la sociedad, queremos llevarlas a un buen estado para que los precios bajen por sí mismos. Esta es la diferencia entre todas las protestas y las revoluciones anteriores. Esto es unidad, no en contra de alguien, sino en aras de la fuerza positiva.

Todos ven claramente que si la sociedad fuera buena y estuviera corregida, esto influiría incluso en sus miembros más ricos. Esto se debe a que ellos también son humanos y se encuentran entre las personas. Todos nuestros pensamientos en el mundo están conectados y se influyen mutuamente, y las personas se influyen entre sí sin siquiera decir una palabra, simplemente a través de la atmósfera. Todos nos encontramos en un solo campo del pensamiento y el deseo.

Pregunta: ¿Qué debe hacer la mujer que no tiene suficiente dinero hasta el próximo cheque de pago y no tiene nada para alimentar a sus hijos?

Respuesta: Ella debe comprender que sólo a través de la conexión y la unidad puede influir en toda la sociedad y en sí misma. Siempre pensamos que solo podemos cambiar la opinión de alguien si la agarramos y la convencemos. De hecho, es posible influir en ella sólo si creamos una gran fuerza en la sociedad que empiece a pensar como nosotros,  entonces este pensamiento penetrará en ella.

Vengan, hagámoslo, para que nuestra sociedad empiece a pensar en los buenos cambios, en el equilibrio en la sociedad y en las relaciones cálidas. Y como resultado de esto disminuirán los precios. Si nuestra sociedad se convirtiera en una gran familia en la que todo el mundo pensara en el equilibrio, la conexión, la unidad y la igualdad, entonces nuestro pensamiento comenzaría a actuar y a ser influyente en todos los niveles y en todos los sectores de la población.

Entonces esto empezaría a trabajar. Esto se debe a la disposición de la mente y el corazón aparecerá en todo el mundo, haciendo que todo sea más equilibrado, social y compartido, como en una sola comuna. A partir de esto, todos los sistemas se equilibrarán. La brecha entre los ricos y los pobres se reducirá considerablemente, de miles de veces a sólo un centenar de veces. Así es como funciona; todo se regula de esta manera.
(148193)
De una charla del 4/13/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta