Conozcan al Dios de sus padres, y sírvanlo a Él

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Levítico”, Kedoshim, 19: 4: No se vuelvan hacia los ídolos ni hagan dioses de fundición para ustedes, Yo soy el Señor, su Dios. Un ídolo es algo que obtenemos a priori, sin ninguna prueba y al que debe tenérsele en fe, sin tratar de comprenderlo. Esto no se hace en el nivel del ser humano.

La persona debe alcanzar los niveles de amor y otorgamiento mutuo entre nosotros, revelar, estudiar y trabajar con ellos. Ella debe comprender, entender y sentir plenamente el sistema con el corazón y la mente. Sólo entonces podrá decir que no adora ídolos ni acepta nada al azar.

A pesar de que esta es una vida muy difícil, el Creador plantea ante nosotros tales problemas de tal forma que podamos alcanzar el nivel de Adam (humano) y no permanezcamos en el nivel animal.

Así que no podemos darnos el lujo de dar nada por sentado. El Creador quiere que lo estudiemos a Él, “Conozcan al Dios de sus padres, y sírvanle a Él”. Es decir, nuestro mayor punto de ascenso es la percepción y el alcance del Creador.

Comentario: A veces uno quiere desconectarse de todo simplemente para ser llevado hacia adelante.

Respuesta: Así es como funciona nuestro egoísmo dentro de nosotros. Por un lado, el ego siempre nos acompaña durante el desarrollo correcto. Por otro lado, hay una necesidad de un alcance, desarrollo, y absorción espirituales diferentes, de lo contrario uno no sacia su sed o se siente a sí mismo.

El otorgamiento es la fuente de agua limpia que calma la sed.

(147912)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/26/14

Un comentario

  1. Muchas gracias por las enseñanzas.
    ¿Como puedo sevir a Dios? Me gustaría hacerlo.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta