De una conexión egoísta a una conexión de otorgamiento

Dr.Michael LaitmanBaal HaSulam, Shamati # 19: Él dijo que debemos saber que hay un asunto de importancia en el trabajo, cuando hay un contacto entre el individuo y el Creador.

Esto significa que uno siente que necesita al Creador, dado que, en el estado de labor, ve que no hay nadie en el mundo que pueda salvarlo del estado en el que está, sino sólo el Creador.

Esta sensación ocurre gracias a la Luz. La persona siente que la meta principal en la vida en este mundo es alcanzar el contacto con el Creador. Entonces una iluminación adicional le ayuda a entender que sólo el Creador puede ayudarle. Luego, una iluminación adicional le revela que depende del entorno y que esta es la condición esencial por la cual puede llamar al Creador para que le ayude. Por lo tanto, avanza gradualmente gracias a una cierta iluminación sobre un nuevo nivel que le influye y la guía.

Nosotros salimos del estado de exilio y en él también atravesamos varias fases. Primero la persona no siente en absoluto ninguna conexión con la fuerza superior. Ella no tiene ningún contacto con Él, ni siquiera en forma de la religión ordinaria.

Entonces la gente empieza a creer en las religiones y en las diferentes creencias, milagros y misticismo. La persona tiene que pasar por todas esas fases. Cada vez hay una iluminación especial desde Arriba que nos otorga cierta conexión con la fuerza superior. Esto continúa hasta que la humanidad llega a una etapa en la que pierde la fe en la fuerza superior y sólo cree en la ciencia y en los hechos reales.

Luego empezamos a buscar una conexión con la fuerza superior como personas racionales y a estudiar al Creador como una fuerza. Esta fuerza nos gobierna y aceptamos actuar mutuamente en respuesta a ella. Sólo tenemos que aclarar la relación que puede conectarnos.

Finalmente, la persona alcanza la sabiduría de la Cabalá y comienza a trabajar. Esto le plantea un nivel de conexión con la fuerza superior totalmente diferente. Ya no es gracias a su fe o a los diferentes rituales, sino gracias al cambio de su deseo interno.

Entonces ella está en adhesión con el Creador, es decir que todo el pensamiento de uno es del Creador, lo que significa que Él le ayudará. De lo contrario, ve que está perdida.

Esta es la misma actitud que tenía la gente cuando era muy religiosa y creía en el Creador hace siglos. La persona también sentía que era totalmente dependiente del Creador, de la voluntad de Dios. Si el Creador era misericordioso, la persona vivía, pero si el Creador no le ayudaba, su vida terminaba.

Ahora tenemos que llegar a la misma actitud, que si el Creador nos ayuda viviremos y si el Creador no nos ayuda, significa la muerte. Nosotros sólo le damos un significado diferente a los conceptos de la vida y la muerte: vida significa adhesión con el Creador, otorgamiento mutuo, mientras que muerte significa permanecer en el amor propio.

Vemos cómo toda la humanidad pasa por estas fases, desde el enfoque egoísta, de la codiciosa dependencia en la fuerza superior, a una dependencia altruista de amor por los demás, de anhelo por parecernos al Creador.

El Creador dice sobre eso, “Mis hijos Me vencieron”. Es decir, les di el deseo de recibir, y en vez de eso, ustedes Me pidieron que Yo les diera un deseo de otorgar.

La persona se preocupa por ser independiente, porque de lo contrario no puede darle contento al Creador. ¿Quién más puede darle contento al Creador? Sólo la persona que puede permanecer independiente y separada del Creador por medio de su ego. Ella conserva su deseo de disfrutar y sólo lo restringe y no permite que este se adhiera al Creador de manera egoísta.

Ella se adhiere al Creador con el deseo de otorgar que desarrolla por encima de la restricción. Por lo tanto permanece independiente y al mismo tiempo alcanza la adhesión.
(147444) 
De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/11/14, Shamati # 19

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta