El hábito del temor

LAITMANPregunta: Hasta cierto punto, todos sentimos inquietud y preocupación en relación a los distintos aspectos de nuestra vida. ¿Por qué es que una cosa natural como la vida de pronto llega a ser una fuente de inquietud y preocupación?

Respuesta: No estoy de acuerdo con la idea de que la vida es un proceso natural libre de inquietudes y preocupaciones. En el mundo animal del cual somos parte, la inquietud y la preocupación son las cosas más importantes en la vida.

Los animales están preocupados constantemente de su existencia, de su nido, de su descendencia, de su manada. Toda su vida es una lucha por sobrevivir. ¿Quién puede pensar siquiera en el placer? Nosotros, por otra parte, pensamos que un pájaro que se asienta en un árbol canta porque es pacífico y se siente bien.

No entendemos la vida en absoluto. Nuestro ego está creciendo y desarrollándose constantemente en nosotros para que al usarlo alcancemos el nivel del hablante, del hombre que se asemeja con la naturaleza general integral. Nosotros, por otra parte, queremos disfrutar a expensas de ella, ocupándola, y si es posible, reduciendo todas las inquietudes y preocupaciones, lo cual es totalmente opuesto al plan de la creación.

Pregunta: ¿Cómo podemos equilibrar nuestras preocupaciones e inquietudes en este mundo para que yo sea capaz de sobreponerme a estas y usarlas con el fin de avanzar correctamente?

Respuesta: Ningún ser creado está libre de sentir preocupación e inquietud. De lo contrario no sería un ser creado. Un ser creado es un deseo de recibir, un deseo de ser llenado. No puede ser que yo me sienta como un “Fausto” y diga que he alcanzado la cumbre de mi placer y por lo tanto no hay nada más que necesite en la vida. La ansiedad es mi estado permanente y esta nunca acaba.

La pregunta es cómo darle a cada uno en la sociedad el apoyo para que todos se sientan equilibrados. Esto significa que la persona tiene preocupaciones y ansiedades, pero en un nivel que se controla a sí mismo, y no dice que no puede manejar, por lo tanto cae en las manos de la sociedad para que le ayuden o sea indiferente a que viva en las calles como muchas personas lo hacen hoy en día.

La persona debería tener la preocupación suficiente por mantenerse: tener una familia, criar a sus hijos y ayudarlos en la vida, como siempre ha sido el caso en cada generación. Por otra parte, debe sentirse relativamente segura, cómoda y bien, lo cual significa en cierto punto neutral que la sostiene.

En el momento, subconscientemente sentimos temor, ya que solemos hacerlo. La persona es lanzada constantemente de un lado a otro. No quiere oír sobre la sociedad y está lista para escapar a alguna isla desierta, o tomar un arma y disparar en todas las direcciones.

¡En el pasado, los eventos en una calle vecina no nos preocupaban, pero hoy en día estamos preocupados sobre lo que sucede en el otro lado del mundo, ya que eso depende de mí, se refiere a mí y me afecta! Es ahí donde está la raíz del problema

La solución está en la sociedad. La persona está totalmente influenciada por la sociedad y nosotros debemos por lo tanto organizar la sociedad en una forma en que en vez de programas de televisión y otras expresiones artificiales de miedo que nos aterrorizan, la persona simplemente viva en sociedad. No se trata de ocultarle a la persona la verdad o de sacarla de la vida y no decirle nada malo. La persona debería escuchar las noticias, pero esto debería presentarse de forma apropiada y suficiente.
(147916)
– Del Kab.TV “Una nueva vida” del 10/21/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta