El ideal de amor y otorgamiento

Dr. Michael LaitmanEl Creador, el ideal de amor y otorgamiento, constantemente debe ser representado ante nosotros de una manera clara y precisa. Debemos darnos cuenta de que podemos entender este ideal y revelarlo hasta cierto punto.

Esto significa que el Creador es algo que sentimos por fuera de nosotros mismos. No hay ninguna condición de alcanzar la creación, y todo lo sentimos en nuestros atributos y en nuestros deseos.

El atributo más alto es el atributo de Keter, en el cual sentimos al Creador; este es el atributo de amor y otorgamiento, como resultado de la labor de las nueve Sefirot inferiores.

Así nos tenemos que sintonizar a nosotros mismos de acuerdo a este instrumento de sintonía, de acuerdo a la décima Sefirá superior y adaptar constantemente a ella todas las otras Sefirot.

Esto no es fácil, dado que la correcta intención se alcanza en el grupo durante el estudio atrayendo la Luz Superior desde el punto de Keter, y mediante el uso de todos los otros atributos. Todo lo que hacemos en este mundo al establecer la conexión mutua entre nosotros es necesario con el fin de revisarnos a nosotros mismos constantemente a través de esta conexión.

La parte más alta de Keter tiene que ser separada de nosotros. Tenemos que purificarla cada vez más y más, para elevarla y separarla de nosotros. Esta tiene que ser cada vez más transparente en nuestras sensaciones.

Luego hay ocho Sefirot: Jojma, Bina, Jesed, Guevurá, Tifferet, Netzaj, Hod y Yesod, nuestros deseos que pueden ser corregidos, y Maljut, que no puede ser corregida.

La más alta Sefirá, Keter, la más baja Sefirá, Maljut, y todo lo que podamos imaginar entre Maljut y Keter está entre ellas como ocho Sefirot. Esto es con respecto a este sistema que trabajamos.

En cada etapa de su desarrollo, la persona sólo tiene que pensar cómo puede alcanzar Keter revelando a Maljut cada vez más y tratando de verla como Keter en los ocho atributos anteriores.

Keter brilla hacia abajo, y al final de la corrección, se extiende de una manera que se funde gradualmente con Maljut con la ayuda del trabajo en las ocho Sefirot que hay entre ellas durante 6.000 años o 125 niveles. Las ocho Sefirot entre Keter y Maljut son la red de nuestras conexiones mutuas.
(148742)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/26/14

Material Relacionado:

El motor eterno que funciona en amor
Todo el universo se formó de una chispa de Energía Superior
Creación del mundo: ¿Cómo conciliar el Génesis con el Big Bang?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta