El Libro del Zóhar como un guía hacia la espiritualidad

Dr. Michael LaitmanEl Libro del Zóhar habla exclusivamente de la conexión entre todos los elementos del sistema general. Tras descender, Maljut del mundo de Infinito que incluye todo el mundo del Infinito con sus cuatro etapas de distribución de la Luz directa, es entregada a nosotros para que hagamos nuestro trabajo en el sistema superior, en los terrenos donde habita una creación genuina (el alma).

El alma está rota y tiene que resurgir con sus partes rotas. Para eso, tiene que ascender a través de los mundos, y después de eso unificarse con los mundos, el alma y los mundos regresan a HaVaYaH, a las cuatro etapas de la Luz directa.

El Libro del Zóhar, así como otras fuentes cabalísticas, describe lo que uno alcanza como resultado de su esfuerzo espiritual. Los cabalistas develan sólo lo que ellos revelan en realidad en su camino.

En las ciencias de nuestro mundo, por ejemplo en la física, existen libros de texto que explican las leyes materiales. Existen numerosos libros populares que no son de ficción que describen la historia de la física. Estos describen cómo se hicieron los descubrimientos principales, cómo las leyes que fueron descubiertas hace siglos ayudan a los científicos a obtener las innovaciones actuales, etc. Cuando leemos esos libros, es como si siguiéramos las rutas de los físicos que exploraron las leyes de la naturaleza y nosotros mismos participamos en el proceso.

Existen dos tipos de libros cabalísticos. El primer tipo son los textos que están escritos de arriba hacia abajo, comenzando con la Luz del Infinito, como escribió el ARÍ: “Sepan que en el principio de la creación sólo existía la Luz Superior que lo llenaba todo”. Sin embargo, esos libros no describen el camino del alcance humano; en su lugar, describen a grandes rasgos la formación de la creación desde el momento de su aparición desde su raíz superior del estado más distante de nosotros.

Existen libros escritos de forma diferente, de abajo hacia arriba, de acuerdo a la forma en que ascendemos espiritualmente. Así es como Rabash escribió sus artículos. Sus escritos gradualmente nos llevan a los mundos espirituales, y hace esfuerzo por acelerar nuestro avance como un abuelo paciente hacia su nieto: “Hagamos esto, y ahora esto”. Es como si abriera la espiritualidad junto con nosotros. Él explica las etapas de nuestro avance y nuestro entendimiento de las etapas de nuestro desarrollo.

El Libro del Zóhar abraza ambas tendencias. Por una parte, cada parte del Libro del Zóhar, aclara paso a paso los métodos para alcanzar la revelación. Por otra parte, los autores inmediatamente nos dicen de dónde viene la revelación y por qué. Es similar a un guía que nos lleva por el camino diciendo: “Demos un paso y verán lo que les espera y lo que deben revelar””.

El Libro del Zóhar me acompaña en cada paso, explicándome un poco por adelantado lo que tengo que comprender y esperar. Tengo que dar un paso adelante hacia lo desconocido, y El Libro del Zóhar me dice por adelantado qué sucederá exactamente después.

Por esto El Libro del Zóhar es diferente a los demás libros cabalísticos que fueron escritos para aquellos que ya habían alcanzado los mundos superiores. Incluso El Estudio de las Diez Sefirot no explica cómo elevar el MAN, sino que describe los procesos que tienen lugar en los Partzufim espirituales, mientras que El Libro del Zóhar está escrito para nosotros
(147719)
De la 4° parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/16/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: