Haciendo la transición hacia un orden mundial altruista

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo ve usted la transición hacia un nuevo orden mundial altruista?

Respuesta: Por sí mismo, el mundo no puede alcanzar de forma suave un estado en el que comience a reducir a límites razonables la producción de materias primas, el consumo, y los servicios, para entonces la economía simplemente moriría. La gente no sabría qué hacer y se rebelaría.

Así que el capitalismo deberá mantener artificialmente el empleo de las personas y encontrar algo con qué mantenerlas ocupadas. A pesar de todo, esto sería un gran problema. Habría rebeliones, manifestaciones, guerras civiles, e incluso guerras mundiales, hasta que la humanidad decidiera que debe ser educada de nuevo para llegar a un nuevo orden mundial en el que fabricaríamos sólo lo necesario, y en el que las personas que fueran liberadas del trabajo se involucraran en la educación integral. O bien, puede decirse de esta manera: Todo el resto estará involucrado en el trabajo espiritual de acuerdo a la regla general, “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

La sabiduría de la Cabalá no recomienda esperar hasta que el sufrimiento obligue a la persona a pensar y a llegar a un entendimiento de que necesita una nueva educación y hacer algo ella misma. La sabiduría de la Cabalá ofrece una manera científica para alcanzar este estado ahora, es decir, para entender que el futuro de la humanidad solo radica en el consumo moderado y racional de todo lo que la persona necesita para llevar una vida normal.

Todo el resto de sus recursos y posibilidades debe estar dirigido hacia la creación de una única sociedad en la que será revelado el Creador, ya que, desde el principio, ella existe en este mundo sólo para este propósito.

Tenemos que ser capaces de mostrarles y decirles a todos que no hay otro camino, y esto es lo ofrece que la sabiduría de la Cabalá. Ahora nos enfrentamos a una elección con respecto a la manera de hacerlo: ya sea de la manera natural, por el camino de a su tiempo, que es la forma de terribles golpes hasta que seamos más inteligentes, o por la manera correcta e inteligente, consciente, que es lo que ofrece la sabiduría de la Cabalá. Con esto, nos reeducamos no por la fuerza sino por medio del principio de cambiar nuestro mundo, es decir, reduciendo gradualmente el consumo y en consecuencia la producción, y haciendo los arreglos para la distribución equitativa para todos, y así sucesivamente.

No hay manera suave, egoísta de ir hacia este estado, dado que la forma egoísta está dirigida hacia la fabricación excesiva. De esta manera, contradice nuestro llamado a proporcionar cantidades racionales de alimentos, productos y servicios.
(147372)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: