Israel ante los ojos de Jacob

Dr. Michael LaitmanLa Torá no es sólo un documento histórico. En ella se describe nuestra vida y cómo deberíamos ser parte del plan de la naturaleza con el fin de experimentar un nuevo capítulo semanal (Parashat HaShavúa). De lo contrario, su falta de entusiasmo nos hace un llamado.

Pregunta: Hablemos sobre el capítulo de esta semana llamado Toldot (la historia), que es muy importante para el pueblo judío, para Israel. En primer lugar, porque nos habla sobre el nacimiento de Jacob y en general acerca de lo que significa Jacob para Israel.

Respuesta: Este es el fundamento, la línea media, por medio de la cual manejamos las dos líneas laterales, la derecha y la izquierda, el más (+) y el menos (-). Entendemos que todo está hecho de dos aspectos, fenómenos, fuerzas, factores, etc. opuestos, de acuerdo a lo positivo y a lo negativo. De lo contrario, nada puede existir.

Sentimos que nosotros estamos en realidad entre estas dos fuerzas y nuestro trabajo es asegurarnos de estar equilibrados constantemente en todos los niveles: la naturaleza inanimada, vegetativa, animada y hablante. Por lo tanto, alcanzamos la sensación de plenitud.

Esto se aplica básicamente en todos los capítulos semanales, que una vez los cumplimos internamente, podemos sentir a través de su prisma que estamos en completa adhesión con el Creador, en un estado de completa revelación del Creador, que comprendemos plenamente el proceso de la creación, la corrección, y el alcance de la plenitud absoluta. Podríamos experimentar cada estado como el alcance de la plenitud parcial, es decir como la revelación de una deficiencia y su llenado, y podríamos sentir que avanzamos, alcanzamos, y revelamos el mundo.

Esta es la forma en que estamos hechos. No hay mayor alegría para la persona que la sensación de estar llena y alcanzar al Creador, o en otras palabras, todo el sistema. Esto se debe  a que el Creador es todo el sistema que funciona para nosotros. En general, la naturaleza sólo incluye la naturaleza superior y no nuestra naturaleza. No se trata sólo de un claro en el bosque o bosques, sino que se revela y se llena nuestro vacío.

Esto aparece en nosotros y creemos que lo queremos. Cuando se llena el gran vacío superior, este es el mayor nivel superior de nuestro desarrollo. Luego alcanzamos la adhesión con el Creador, o en otras palabras, su revelación completa y perfecta en nosotros.

Cada capítulo semanal de la Torá son diez Sefirot separadas, diez niveles que se revelan en su gran vacío y están conectadas con otros capítulos semanales. Juntas forman una Sefirá vacía, pero se revela en movimientos graduales, en el avance de acuerdo a cada capítulo semanal y por lo tanto se llena.

Esto se revela una semana tras otra en porciones de diez Sefirot en niveles cada vez más altos que son más refinados y sutiles. Este alcance se encuentra en una serie geométrica y en una creciente sensación de plenitud.
(148257)
Del Kab.TV “Porción semanal de la Torá” del 11/14/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: