La fuerza de la resurrección espiritual

dr.laitmanPregunta: Isaac le prohibió a Jacob casarse con cualquiera de las hijas de Canaán. ¿Por qué es tan importante no “mezclarse?” ¿Qué quiere decir esto?

Respuesta: De acuerdo al sistema general, Jacob tenía que descender solo de la línea media. Como resultado de ello, tuvo que originar la propiedad de Israel y alcanzar un gran estado, la adultez (Gadlut), y dar nacimiento a las doce tribus de Israel. En otras palabras, él era el que tenía que generar un sistema completo, correcto y equilibrado conformado de manera que pudiera sostener ascensos, rompimientos, y poder disolverse en Esaú, es decir en la humanidad, y renacer, reviviendo así a toda la humanidad.

Hoy, nosotros somos los que tenemos que completar nuestra resurrección espiritual. Sin embargo, eso no quiere decir que tengamos que terminar la autocorrección primero y sólo entonces venga el turno de la humanidad. ¡No, en absoluto! Estamos incluidos dentro de la humanidad. En la medida de nuestra autocorrección, y el nivel del renacimiento espiritual de todos y cada uno de nosotros, se alterará de forma instantánea la parte que corresponde a cada uno de nosotros. Por lo tanto, progresamos de acuerdo a lo que debemos modificar en otros.

Pregunta: ¿Es nuestra responsabilidad actuar en el territorio de las otras naciones?

Respuesta: Sí. Estamos llevando su corrección en nuestros hombros y ellas comenzarán a ayudarnos tan pronto como lo consigamos. Si comenzamos a actuar correctamente, se nos unirán, nos seguirán inmediatamente, y nos pedirán que les digamos qué tienen que hacer.
(148356)
Del Kab.TV “Porción semanal de Torá” del 11/14/14

Material Relacionado:

La escalera de Jacob
Los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta