La oscuridad previa a la venida del Mesías

Dr. Michael LaitmanEn el momento de las pisadas del Mesías, la insolencia aumentará y el honor escaseará; la vid dará su fruto [en abundancia] pero vino será costoso; el gobierno se volverá hacia la herejía y no habrá ninguna reprensión [para ofrecerles]; el lugar de encuentro [de los estudiosos] será utilizado para la inmoralidad; Galilea será destruida, Gablan desolada, y los habitantes de la frontera irá en [mendicidad] de un lugar a otro sin que nadie que se apiade de ellos. [Talmud, capítulo “Sotá” 49: 6].

En el mundo existen una suma total de dos estados, superior e inferior, y de ellos es posible el nacimiento del próximo peldaño.

El primer estado es aquel en el que se le revela la fuerza superior al hombre. Las personas lo esperan, lo anhelan, entender y comprender lo que alcanzan. Este estado es llamado el “camino de la Torá”, el camino de la Luz, del reconocimiento y la sabiduría, y nosotros mismos lo preparamos al restringir el tiempo e invitar sobre nosotros mismos las fuerzas de desarrollo de la naturaleza.

Pero en el otro estado, es todo lo contrario: el hombre niega esto por completo, entra en su ego, y hace de él lo que quiere. La tierra de Israel o el deseo por el Creador, otorgamiento y amor, no son importantes para él. Este estado es completamente opuesto al primer estado, y cuando llegamos a su finalización en un estado endurecido, es entonces que estamos listos para la revelación del Mesías, porque incluso la más pequeña Luz nos mostrará nuestra inutilidad y comenzaremos a sentir la necesidad del otorgamiento de la Luz Superior en nosotros.

Tal contradicción entre la situación en el presente y en el futuro estado puede sentirse como un fuerte anhelo de la persona por el siguiente grado, o por el contrario, como un distanciamiento completo de él. Entonces, una pequeña cantidad de Luz será suficiente para que nosotros veamos que estamos en la oscuridad. Y sin ella no sentiremos nada.

Hoy no sentimos que estemos en tinieblas, como si no tuviéramos ojos, no hay Luz. Y si Él iluminará un poco, sentiríamos la oscuridad. Y si no, entonces para nosotros será suficiente con aquello con lo que existimos. Este es nuestro mundo ahora.

Observación: Pero la oscuridad completa es previa a la venida del Mesías.

Respuesta: Mientras tanto, no estamos en completa oscuridad, porque todo se mide en contraste con el hombre. Por lo tanto, si el hombre no determina su estado como la más completa oscuridad, no seremos capaces de hablar de ello.

La humanidad necesita determinar los dos estados. La sensación común de oscuridad según la gente se debe a la presión de los cabalistas y de las masas. Ellos fueron capaces de torturar y matar a los cabalistas. Un estado tal de la humanidad es uno de los signos de la venida del Mesías.

Pregunta: ¿Por qué es el Mesías no viene?

Respuesta: Las personas no lo entienden; ellas sólo vieron la terrible ejecución de Rabí Akiva, sin entender que él estaba dando el último paso hacia la eternidad. Precisamente en este momento vino la muerte de veinticuatro mil de sus estudiantes y la destrucción del templo.

Y también hoy, las personas no entienden aún en qué período viven. Las personas no sienten que necesitan la fuerza del Mesías. Por lo tanto tenemos que enseñarles y educarlas y difundir el método de conexión y unidad.
(148364) 
Del Kab.TV “¿Vendrá el Mesías?” del 11/14/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta