La verdad ante todo

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Levítico” 19:11: No hurtarán; ni se engañarán, ni se mentirán unos a otros.

“No hurtarán” significa que ustedes no deben tomar sobre sí mismos lo que no pueden corregir, ya que le pertenece a otra persona y no a ustedes. Se trata de alcanzar los límites de la capacidad de la persona para trabajar con el fin de otorgar.

Ustedes tienen que tomar las partes no corregidas de sus deseos, dado que de lo contrario no serán capaces de trabajar con ellas con el fin de otorgar. Por lo tanto no tienen derecho a cruzar la frontera (la esquina de su campo), la cual separa la totalidad de las diez Sefirot de la décima parte, y deben determinar que esta parte no es mía. Aunque estos sean sus deseos, si no pueden corregirlos, no pueden ser suyos.

“ni se engañarán ni se mentirán unos a otros”, significa que tienen que ver claramente el límite entre los deseos que en los que ustedes trabajan (la parte superior de su alma, GE) y los deseos de la parte inferior del alma con la que no pueden trabajar con el fin de otorgar, y con respecto a la cual hacen restricción y no la tocan.

En otras palabras, sin importar qué relaciones tiene con los demás, la verdad está por encima de estas relaciones y de sus diferentes resultados. Esto significa que la verdad, el Creador, su lugar, su grandeza, la ley del mundo y del universo, están por encima de todo y por encima de todos.

Por lo tanto, la persona no puede funcionar cuando la verdad está bajo su control. Ella tiene que ponerse constantemente a sí mismo bajo el sistema de valores que no le pertenece de ninguna manera. Estos siempre debe ser lo primero y ella debe aceptarlos por sobre todo sus decisiones y sus soluciones.

Pregunta: Si hablamos de la conexión entre las personas, ¿siempre existe una fuerza llamada el Creador entre nosotros? ¿Eso quiere decir que es independiente de la conexión real, pero que hay una conexión en aras de la unidad?

Respuesta: Tenemos que establecer una conexión total y absoluta entre nosotros llamada el Creador. Si nos enfocamos en este sentido, esta se revelará gradualmente entre nosotros. Esta intención constante por la máxima revelación del Creador es nuestro movimiento continuo hacia adelante en la medida en que aprendamos el método de conexión, unidad, y corrección, que es la Torá.

Por lo tanto, “Ni se engañen ni se mientan unos a otros”, significa que no puede haber una conexión entre nosotros sin el Creador.
(148609)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/26/14

Material Relacionado:

La mutación y corrección de las relaciones humanas mutuas
Sutilezas de la cooperación mutua entre las partes del alma común
Un sistema de prohibiciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta