Los inútiles servicios de los judíos

Dr. Michael LaitmanLos judíos han sido perseguidos a lo largo de la historia. Sin embargo, los cargos contra ellos son siempre diferentes: la muerte de Jesús, la economía, la política y el dominio del mundo. Parece ilógico, puesto que las razones cambian todo el tiempo, mientras que el odio permanece.

El mundo está evolucionando e internalizando nuevos valores, como la tolerancia y los derechos humanos. En Occidente, la hostilidad religiosa del pasado ya no existe, pero el odio hacia los judíos no ha perdido su fervor.

En el fondo de los hechos han sido distorsionados, a veces de forma completamente irreal. Nos culpan por cosas que no tienen relación con la realidad e incluso esas cosas nos causan un daño real a nosotros. Nuestras huellas se encuentran en una amplia gama de desastres y hay un sin fin de mentiras.

Las reacciones desproporcionadas en relación al asunto judío se han convertido en una tradición. El treinta y cinco por ciento de las decisiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU condena a Israel, el 60% de las reuniones de emergencia de la Asamblea General de la ONU se realizaron en contra de Israel y el 70% de las decisiones actuales están dedicadas a Israel.

En el pasado año, una traductora de la ONU olvidó apagar el micrófono y se expresó con respecto a la extraña obsesión de la comunidad mundial en relación a Israel, mientras que otras naciones encuentran innumerables problemas.

En resumen, Israel centra la atención del mundo sobre sí misma como un factor negativo que invita al rechazo y al odio general.

Esto es aún más sorprendente si se tienen en cuenta los antecedentes de la inversión de los judíos en muchas áreas diferentes del desarrollo mundial.

Como hemos indicado anteriormente, las naciones del mundo sienten una oposición fundamental e interna hacia el pueblo judío en cuyo poder se encuentran dos fuerzas, otorgamiento y recepción, mientras que ellas sólo se aferran a la fuerza egoísta de recepción.

Así que nuestros actos de bondad y caridad no le interesan a nadie. Inconscientemente estamos esperando que el mundo reconozca nuestro servicio, “miren cuánto beneficio les hemos traído”. Sin embargo, este beneficio no se tiene en cuenta y es irrelevante, y nadie está siquiera pidiéndonos estos favores. En vez de ello y por el contrario, la gente siente que somos los portadores del mal. Ellos sienten esto.

Al parecer, todo está claro: Nuestros premios Nobel y el resto de los premios se presentan como prueba irrefutable, mientras que nuestro daño se reparte en forma de difamación y calumnia sin fundamento. Y aun así, todos creen en la negatividad y no toma lo positivo en cuenta.

Ha llegado el momento de que nosotros entendamos este enfoque de las naciones y entendamos que exigen algo más de nosotros. Exigen que mejoremos sus vidas.
(149159)
Del Kab.TV “Una nueva vida” del 11/25/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta