No se engañen a sí mismos

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Levítico” (Kedoshim), 19:13: No oprimirán a su prójimo, ni le robarán; el salario de un jornalero no permanecerá toda la noche con ustedes en su casa hasta la mañana.

La persona no debe jugar trucos sofisticados con otras personas bajo ninguna circunstancia. Ella tiene que ser honesta y veraz en lo posible, dado que de lo contrario el atributo de amor y otorgamiento no funciona.

Cuando ascendemos por encima de nuestro estado corporal en el grupo, entendemos que no hay nada que podamos hacer, puesto que fuimos creados de esta manera y todos los problemas están por encima de nuestra criatura corporal, en la unidad entre nosotros en el amor y otorgamiento mutuo. Nosotros alcanzamos un estado en el que no puede haber mentiras. De lo contrario la persona se engaña a sí misma porque no establece una conexión con las otras partes de su alma.

Esto se debe a que juntos formamos el alma única, que es una para todos y todos estamos incorporados en esta alma general. Entonces esta es su incorporación, su alma, desde la perspectiva de ustedes. Así que, ¿a quién puede engañar si se trata realmente de usted? ¿A quién pueden mentirle, y a quién pueden hacerle trampa o robarle, desvirtuando su regalo, o dejando de hacer hoy lo que pueden hacer mañana? Esto significa que ya no se trata de otorgamiento. Por eso dice: “… ni robarle (al prójimo) “, dado que él es en realidad una parte de ustedes.

El Creador realiza toda la corrección en nosotros. Parte de la corrección se cumple por medio de nuestros esfuerzos evidentes y parte de ella surge de los esfuerzos que no son evidentes.

De repente descubren que no trabajan con el fin de otorgar, sino con el fin de recibir, al sentir que todo esto es de ustedes. Esto significa que justifican el ser ladrones, puesto que también están autorizados a hacer lo que a otros se les permite hacer.

Hubo una película popular en Rusia en el pasado llamada Sea cuidadoso del automóvil, en la que el personaje principal solía robar sólo los autos de los ladrones. Él solía vender los carros robados y darles el dinero a los orfanatos. Esto es ser su propio juez. Aquí es donde está el problema, cuando la persona cree que está haciendo lo correcto y que no está robando.

Esto significa que él debe ser consciente de lo que está pasando y esto sólo se puede ocurrir después de robar. No hay nada más que podamos hacer y por lo tanto nosotros atravesamos muchas fases diferentes.

Se nos dice que no hay justo en la tierra que haga el bien y no haya pecado. Es imposible omitir estas fases.

“La paga del jornalero no permanecerá con ustedes durante toda la noche hasta la mañana”, significa que cuando ustedes tengan que darse a sí mismos, tiene que hacerlo de inmediato. Si se detienen, se convierten en alguien aquel que recibe en vez del que otorga, aunque no se beneficien de eso en absoluto. Por lo tanto, mundos enteros se revelan en la persona con respecto a su relación con otras personas y en la misma medida con el Creador.

(148748)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/26/14

Material relacionado:
Ego que es exprimido como jugo de limón
Encontrando la fuerza que equilibra el ego
Un ego que ha mutado y se mata a sí mismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: