Problema número uno

Dr. Michael LaitmanEl problema con la educación es el problema más grande del mundo. Se cree que el ser humano se diferencia de los animales específicamente por la educación. Pero si comparamos cómo los humanos y los animales crían a su descendencia, a nuestro gran pesar, no tenemos nada de qué jactarnos o estar orgullosos.

Los animales educan a su generación hasta que aprenden cómo vivir, protegerse, desarrollarse y reproducirse correctamente. Mientras que nosotros educamos a nuestros hijos de la misma manera, cuando ellos son adultos, se retraen y se matan.

Este problema está exacerbado por el hecho de que los resultados educativos de la generación actual solo pueden verse veinte años más tarde. Y si después de veinte años algo empieza a cambiar, los cambios futuros serán revelados y aparecerán en otros veinte años o incluso más tarde.

De acuerdo al ejemplo de mi generación, uno podría decir que no dedicamos ninguna atención a la educación sexual y a las relaciones mutuas entre los jóvenes. Ellos no nos enseñaron cómo educar a los niños y cómo construir las relaciones correctas en una familia entre padres e hijos, en la sociedad o con nuestros vecinos.

Nosotros no aprendimos la psicología de la persona, o de la sociedad en la que vivimos, o la psicología del mundo. Esta negligencia en la educación no puede reemplazar a la inteligencia.

La educación es el asunto más importante en la vida, pero no la conseguimos en el jardín infantil, en la escuela o en las universidades. Incluso aquellos que terminan sus estudios en psicología permanecen sin desarrollarse psicológicamente, porque su educación no es apropiada para su edad. Esto está en contraste con lo que usualmente sucede con los animales que se desarrollan y se conectan naturalmente con la naturaleza. Los humanos no tienen esto.

La mayoría de los adultos no se diferencian de ninguna manera de los niños. Ellos no saben cómo deben comportarse exactamente, cómo interactuar correctamente con su entorno circundante, o en la familia. El hombre no está familiarizado con la psicología de la mujer y la mujer no está familiarizada con la psicología del hombre, entonces ellos no saben cómo comunicarse correctamente entre sí.

La sabiduría de la Cabalá dice tan simplemente que si queremos vivir de forma normal, incluso de forma simple, debemos organizar nuestra vida material de hogar, y en primer lugar debemos ponerle atención a la educación. Y no es importante en qué nivel de desarrollo tecnológico existamos, puesto que lo principal para nosotros es la buena organización de la vida humana y una familia normal y saludable. Esto es lo que tanto nos hace falta.

Específicamente en esto es que la sabiduría de la Cabalá pone énfasis, en que se explique que de una persona se debe hacer un componente social incluido en un círculo de comunicaciones, crear la posibilidad de la correcta cooperación mutua con otras personas, y mostrar de qué manera puede estar en contacto con ellos para que la sociedad humana llegue a ser una familia.

Solo en un caso como este nos sentiremos en seguridad, comodidad y placer y seremos capaces de pasarles confortablemente a nuestros hijos el mundo seguro y cómodo que hemos preparado para ellos.
(147236)
Del Kab.TV “Historias breves” del 10/23/14

Material Relacionado:

Los hijos del universo, parte 3
Comprendiendo la esencia de la crisis
Una escuela para el beneficio del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta