¡Todo está en las manos del hombre!

000Pregunta: Cuando la inocencia y la justicia de Job son probadas vez tras vez además del sufrir, tres amigos se acercan a él para expresarles sus condolencia. Ellos sugieren que él ha hecho algo malo y que no puede ser que los golpes vengan de la nada.

Pero Job no está de acuerdo con esto, continúa insistiendo en su inocencia. Estos amigos representan la pregunta que a menudo nos hacemos a nosotros mismos: ¿Personalmente he hecho algo malo para recibir castigo, o se trata de algo más?

Respuesta: La naturaleza no pregunta si hicimos algo o no. Nos imaginamos el destino como el mal que sigue al mal o el bien que sigue al bien. Pero la ley de la naturaleza no actúa de acuerdo a esta fórmula. En principio se nos dice que “el corazón del hombre es malvado desde su juventud”, él automáticamente se encuentra en una cuenta negativa.

Pregunta: ¿Resulta que el consejo de los amigos de buscar el mal en uno mismo es incorrecto?

Respuesta: Él no lo encontrará. Simplemente vendrá con distintas fórmulas por medio de las cuales uno debe comportarse, pero no explorará la naturaleza en sí. No toma en cuenta que la ley de “ama a tu prójimo como a ti mismo” es aplicable a él.

Por ejemplo, en nuestro mundo hay distintas leyes de comportamiento y cultura, con respecto al hecho de cómo comportarse en la familia, en la sociedad, en la naturaleza, etc. ¿De dónde vienen estas leyes? ¿Están basadas en el conocimiento de la naturaleza, del bien? No. Típicamente, las personas llegan con estas de acuerdo a sus cálculos, y nosotros debemos respetarlas.

Resulta que inicialmente formamos relaciones entre nosotros de una forma distorsionada y luego no sabemos de dónde viene la mala suerte. ¿Cómo nos encontramos con estas tonterías en que decimos que el Creador nos dio, el Creador quitó, el Creador es bendito y no tengo nada que hacer con esto? Yo siento que soy un santo. Yo acepto este destino como si viniera de Arriba y no veo mi participación. ¿Cuántos más infortunios no vendrán a mi camino?

Pregunta: Las personas tienden a pensar que si los infortunios le ocurren a alguien, entonces obviamente hizo algo malo de forma individual. Y usted describe el sistema, es decir, no mira el destino individual, sino el destino de la sociedad.

Respuesta: Es difícil considerar el destino individual porque nuestra visión es limitada. Hay grandes pecadores que se sienten bien. Y si miro con mis ojos egoístas, veo que las personas disfrutan al engañar a los demás y robarles a lo largo de sus vidas. Ellas lo tienen todo, incluso son respetadas, y después de la muerte son llamadas justos. La pregunta es si puede o no servir como ejemplo. ¡Claro que no! La vida individual de la persona no puede ser un ejemplo.

Pregunta: Si los infortunios le llegan uno tras otros a la persona, al final, ella maldecirá el día en que nació. Muchas personas sienten que la muerte es mejor que una vida así.

Respuesta: Esto es un escape de la responsabilidad, del propósito y una mala disposición para escuchar. Es necesario formar una opinión pública que le ayude a la persona a escuchar que hay una meta y que  necesita organizar su vida. No se trata de un destino ciego o suerte. ¡Todo está en las manos del hombre! 

(148786 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 5/28/14)

Un comentario

  1. Qué pasa cuando la persona está expectante y entusiasta, con ganas que llegue el mañana, porque cada día es un desafío? Para mí, mañana es MI MEJOR DÍA. gracias, LOS TENGO EN MI CORAZÓN”

    BS AS ARGENTINA 01-04-2016

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta