Una corte sin prejuicios

 Dr. Michael Laitman4La Torá, “Levítico” 19:15: No harás ninguna injusticia en el juicio; no respetarás la persona del pobre, ni favorecerás la persona del poderoso; sino que en justicia juzgarás a tu prójimo. La Torá nos advierte de no corromper nuestras sensaciones y que no debemos tratar a las personas como lo dicta el ego inmisericorde.

Cada uno de nosotros es un juez. Ustedes deben juzgar a la persona sin prejuicio y sin mirarla. Puede ser negra o amarilla, fea o guapa, o podría hablar de manera asombrosa y conmoverlos hasta las lágrimas etc.

¿Cómo puede asegurarse un juez de dirigir un proceso sin prejuicio? Para hacer eso, tiene que juzgarse a sí mismo. Después de todo, si ustedes juzgan a otra persona de acuerdo a una perspectiva libre de prejuicio, lo cual significa que se visten en el Creador en el nivel de ella, y el veredicto es equivocado, entonces deben asumir la culpa por el acusado y pagarle por su deuda a toda la sociedad, a toda el alma general.

Si envían a un ladrón a la prisión y tras cumplir su condena queda libre y roba otra vez, significa que ustedes deben hacerse prisioneros en vez de él porque esta sentencia fue incorrecta. Si él no se reformó por diferentes razones cuando estaba en prisión y roba una vez más, significa que ustedes son culpables, no él, dado que ustedes y la sociedad debieron haberlo corregido y no lo hicieron.

Así, cuando sale libre, ustedes afrontan el problema de qué hacer con él, mientras que nosotros sabemos exactamente qué hacer con ustedes: los ponemos en prisión o recurrimos a otras formas de corrección.

Comentario: Si siguiéramos ese principio, todos los jueces estarían ahora en prisión, pero como todos sabemos, la prisión no reforma.

Respuesta: No se mencionan prisiones en la Torá. En realidad, la prisión no reforma y lo vemos de acuerdo a lo que sucede hoy en día. Los sabios sabían esto hace 5000 años.

(148764)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 4/2/14

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta