Aprendiendo a vivir en un mundo integral, parte 2

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, artículo “La libertad“: Resulta que cuando la humanidad logre su meta, en relación al éxito de los cuerpos, al llevarlos al grado de amor completo por los demás, todos los cuerpos del mundo se unirán en un cuerpo y un corazón únicos, como está escrito en el artículo, “La paz”. Sólo entonces será revelada toda la felicidad destinada a la humanidad en toda su gloria.

La humanidad necesita alcanzar un estado en el que todos alcancen la espiritualidad y la completa revelación del Creador.

Baal HaSulam, El estudio de las diez Sefirot, volumen 3, Ohr Pnimí, ítem 88: Todos nuestros tratos con las oraciones y las Mitzvot prácticas tienen la finalidad de aclarar una y otra vez y elevar todas las almas que cayeron del Primer Hombre y bajaron a las cáscaras, hasta ser llevadas de vuelta a su raíz inicial, a la forma en que estaban antes del pecado del árbol del conocimiento, es decir que antes del pecado del Árbol del Conocimiento, el Primer Hombre ya estaba en su máxima plenitud.

Ni más, ni menos. Nosotros debemos corregir toda la ruptura a la que se sometió el Primer Hombre (Adam HaRishón) y restaurarlo al estado corregido. Todas las personas en el mundo deben alcanzar la completa revelación del Creador.

Baal HaSulam: En nuestra generación, en la que cada individuo necesita la ayuda de cada estado del mundo para alcanzar su propia felicidad (dado que estamos viviendo en un mundo global integral), el individuo debe ser esclavizado al mundo entero como una rueda dentada en una máquina.

Todos somos como ruedas dentadas en el mismo mecanismo, totalmente dependientes unos de otros hasta el punto de que nadie pueda alcanzar la corrección, a menos que todos los demás se corrijan. Por el momento, esto no nos concierne, puesto que estamos sólo en el primer nivel de corrección, antes de la revelación del Creador. Ante nosotros existen otros 125 niveles de la escalera espiritual y cuanto más alto ascendamos esta escalera, más tendremos que expandirnos y cuanta más personas tendremos que incluir en el proceso de corrección con el fin de revelar el mundo superior. Esto es especialmente cierto hoy cuando nuestro mundo se ha vuelto integral.

Baal HaSulam, “Paz en el mundo”: Por lo tanto, la posibilidad de hacer conductas buenas, felices y pacíficas en un estado, es inconcebible cuando no es así en todos los países del mundo, y viceversa.

Es imposible llegar a una buena vida en un solo país. Hoy en día todo el mundo entiende este punto. Por el contrario, si las cosas están mal en un determinado lugar, serán malas para todos. Es una lástima que los políticos no entiendan esto.

Entonces, ¿cómo podemos atraer a la gente hacia la corrección? Podemos tener éxito con la cantidad y podemos tener éxito con la calidad. Puede haber un pequeño pero fuerte grupo de cabalistas, pero a veces es al revés, cuando la media es baja, pero el tamaño del grupo es compensado por el número de miembros, 30, 49 o 70 personas.

Hay un héroe en cantidad y un héroe en calidad al igual que en nuestra vida. Si tengo que mover una carga de un lugar a otro, puedo hacerlo con la ayuda de varios “héroes”, pero si no tengo ningún “héroe”, puedo hacer el mismo trabajo con un número mucho mayor de personas comunes.

Lo mismo es cierto con respecto a la sabiduría de la Cabalá. Está claro que debemos anhelar la calidad, pero no debemos subestimar la cantidad, puesto que también esta es muy útil. Aunque seamos pequeños, podemos manejarlo si hay una cantidad e incluso podemos hacer el trabajo más rápido.

Hay una gran ventaja al tener un gran número de participantes. Si uno de ellos cae, otro se eleva. Todos se ayudan unos a otros, y el hecho de que todos estén en diferentes niveles y en diferentes estados hace que sea más fácil llevar a cabo el trabajo. Por lo tanto, tenemos que asegurarnos de que el grupo se expanda, crezca y se “engorde”.

Baal HaSulam, “La última generación”, parte 2: La inclinación de la vida es alcanzar solo una cuidadosa adhesión en aras del Creador, o recompensar a las masas con la adhesión con el Creador.

Esto significa que tenemos que llegar a la adhesión con el Creador en vida. Esta es precisamente la razón por la que hemos nacido en un cuerpo físico, lo cual significa que hemos recibido un ego adicional llamado cuerpo. Ahora tenemos que subir por encima del ego y adherirnos al Creador y conectarnos con Él.

Baal HaSulam dice que este es el objetivo del hombre común. Pero si ustedes no pueden alcanzarlo, serán capaces de hacerlo mediante la difusión de la sabiduría de la Cabalá con los demás. Como se nos dice: … Por lo tanto ustedes pueden aprender que la inclinación de la vida es alcanzar solos una cuidadosa adhesión en aras del Creador, o recompensar a las masas con la adhesión con el Creador. Baal HaSulam, “La última generación”, parte 2.

Cada persona tiene su propio estilo de trabajo. Hay quienes se dedican a la difusión y otros al estudio, es decir que se involucran ya sea en una corrección externa o en una interna, cada uno según sus capacidades.

(148248)
Del Congreso en Verona “Día dos” del 11/22/14, Lección 4

Material relacionado:
Aprendiendo a vivir en un mundo global
Todos somos una familia
La meta espiritual es la misma para todos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta