El amor terrenal no vale nada desde el comienzo

Dr. Laitman.jpgPregunta: (Cantar de los Cantares 1: 1) En el “Cantar de los Cantares, el rey Salomón es quizás el símbolo más llamativo del amor. Basta con mirar la lista de las obras de arte basadas en las citas del “Cantar de los Cantares” para entender el grado de influencia de este libro sobre las emociones y la imaginación de las personas desde el momento en que fue escrito hasta nuestros días. Inmediatamente surge la pregunta, ¿para quien fue escrito este maravilloso canto?

Respuesta: Fue escrito para la persona que ya siente que toda la vida y toda la naturaleza son amor, y la regla general, “Y amarás a tu prójimo como a ti mismo”, es la fuerza general que gobierna el mundo. Este habla de un hombre que en su desarrollo ya ha alcanzado un entendimiento y conciencia de que la bondad le rodea y que toda la realidad ha sido dispuesta y construida desde el principio de acuerdo a la meta final, alcanzar la plenitud.

La plenitud no actúa bajo la influencia de las hormonas y de llamarle “amor” a esto, como si se tratara algo de mi experiencia de la sensación de placer por algo y yo dijera que me encanta. Por ejemplo, yo amo el pescado. Pero no podemos amar a un pez sino solo comérnoslo. Si la persona entiende que ella ama con su esencia, es decir, con la inclinación al mal, entonces este es el amor natural, terrenal.

A través de este amor ella destruye el mundo, puesto que se aproxima a lo que es bueno para ella y rechaza lo que es malo para ella. De este modo, no se eleva por encima de su deseo egoísta. De ello se deduce que nuestro amor no vale nada desde el principio.

La persona debe elevarse a un amor completamente diferente: a la conexión. Debe conectarse con todos, con la sustancia del inanimado, vegetativo, animado, y de los seres humanos por encima de sus actitudes naturales. Si me vuelvo así hacia el mundo, lo cual es amor por completo, entonces significa que participo en los deseos y sufrimientos generales. Siento lo que es imprescindible y necesario para todos, y quiero llenar y completar esto: “Y amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

A esto se le llama “amor”, y no al anhelo de disfrutar del mundo que nos rodea y en consecuencia determinar qué es lo que me agrada y qué no. Yo me separo de este amor natural, me elevo por encima de él, y empiezo a amarlos a todos, porque de acuerdo a la ley general de la naturaleza, yo debo estar conectado con todos. Esto se logra con la ayuda de una educación única, en el trascurso de lo cual empiezo a entender y a tomar conciencia de que todo está conectado, es interdependiente, que hay un destino para todos, y nosotros lo guiamos.

Si yo alcanzo una relación de este tipo con la naturaleza, entonces veo que en realidad la fuerza del amor está actuando en todo. Y el “Cantar de los Cantares”, comienza de esta: “Que me bese con los besos de su boca” (Cantar de los Cantares 1: 2), es decir que yo ya estoy conectado con toda la naturaleza y empiezo a investigar cómo seguir desarrollando mi relación de amor.

En otras palabras, una “canción” desde el principio me eleva a un nivel muy alto. Entiendo que debo llenar y completar la creación en la que existimos los seres humanos en oposición: “la imaginación del corazón del hombre es mala desde su juventud” (Génesis 8:21). Esto significa que en vez de explotar el mundo que existe por fuera de mí, yo tengo que conectarme con él y completarlo de tal forma que sea bueno para él.

Esto quiere decir que el amor se expresa en mi deseo de que las cosas salgan bien para todos. Esa es la forma en que nos relacionamos con los niños, pensamos constantemente qué más podemos añadirle a nuestra preocupación por ellos, pensamos en llenarlos y en la creación de un buen estado de ánimo. Esta es la expresión del amor. Yo no disfruto algún objeto, como ocurre en general en nuestra vida; más bien, disfruto porque es bueno para él. Desde el momento en que me dirijo hacia esto, comienza la historia.

(149046)
Del Kab.TV “Una nueva vida” del 5/28/14

Material relacionado:

El amor con el cual los egoístas no están familiarizados
No hay dos amores parecidos
¿Hay amor en este mundo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta