Ellos están cansados de esperarnos en el segundo piso, parte 2

Dr. Michael LaitmanLa ruptura fue a propósito, con el fin de permitir que preparemos nuestra alma para la revelación de la Luz Superior dentro de ella. Cuando tratamos de corregir la ruptura y de establecer relaciones de amor y otorgamiento mutuo entre nosotros, descubrimos que no podemos hacerlo.

Es bueno que no podamos hacerlo por nosotros mismos, dado que entonces anhelamos la Luz, porque la fuerza de otorgamiento debe ayudarnos. Nosotros queremos que la fuerza aparezca entre nosotros y nos permita conectarnos en una red de otorgamiento mutuo.

Yo atraigo la Luz en la medida en que quiera otorgar y amar a los demás. Cuando aparece la Luz, siento la conexión con los amigos, y empiezo a verlos y a sentirlos gracias a la influencia de la Luz. La Luz nos lleva a través de diferentes estados con diferentes conexiones, y así puedo ver y aprender cómo comienza a conectarse nuestro barco colectivo y cómo todas sus partes están integradas correctamente por la Luz.

Yo en realidad no veo la Luz, pero siento que sus acciones me ayudan a conectarme con los amigos. Veo lo que está pasando en la red de conexiones que se revela entre nosotros, y por lo tanto estudio las acciones de la Luz y empiezo a entenderlas y sentirlas. Se nos dice: “Por de Tus acciones Te conoceremos”.

Así, la red de conexiones entre nosotros se construye gradualmente en la medida en que yo la necesite. Los amigos me ayudan a anhelarla, yo hago un gran esfuerzo y así atraigo la Luz y construyo esta red.

Dentro de la red descubrimos la Luz Superior y cómo ella nos da forma, es decir que nosotros la alcanzamos de acuerdo a sus acciones. Pero esto tampoco es suficiente, porque debemos elevarnos del amor de los seres creados al amor del Creador. Una vez que alcanzamos el amor de amigos, nos elevamos a un nivel superior por medio de nuestro deseo de ser iguales a la fuerza que opera en la red de conexiones entre nosotros.

Esto quiere decir que no queremos parecernos a la conexión real entre nosotros en el primer piso, sino a la fuerza que opera dentro de ella, la cual es llamada el segundo piso.

Esta es la forma en que se crean tres niveles. El primer nivel es la planta baja, que es donde estamos en el período de preparación.

Ascendemos al primer piso cuando llegamos al amor de los amigos. A este sólo se le llama amor de amigos, pero de hecho, se trata de mis esfuerzos por construir la red de conexiones entre nosotros con todas las diez Sefirot completas, puesto que toda la creación está compuesto de diez Sefirot. Es entonces que el Creador se revela dentro de esta red.

Nosotros en realidad construimos Maljut, la Shejiná, que es el lugar donde puede habitar y ser revelado el Creador. A la construcción de un lugar se le llama el amor de amigos, en las palabras ordinarias de este mundo, pero debemos entender que se refiere a la construcción de las vasijas espirituales, a la red de conexiones.

Gracias a esto, realmente reconstruimos la red de conexión, corregimos la ruptura, y empezamos a entender las acciones del Creador. Si el Creador no hubiera roto esta estructura, nunca habríamos podido revelarlo, sino que seríamos ángeles que están en su atributo natural de otorgamiento.

Pero ya que pedimos la revelación del Creador con el fin de que Él nos conecte después de la ruptura y nos ayude, por lo tanto conoceremos Sus acciones y alcanzaremos “la ventaja de la Luz sobre la oscuridad”. Esta es la forma en que podemos imaginar la vasija y la Luz dentro de ella, porque estas se convierten en dos entidades separadas, como un cuerpo y la Luz que lo llena.

No debemos pensar que el amor de los amigos es redundante. Pasan años antes de que la persona comience a entender la importancia del amor de amigos como resultado de la influencia de pequeñas porciones de Luz. Nosotros podemos incrementar la importancia de este por medio de nuestras acciones frente a los otros. De hecho, nadie siente la importancia real, la cual es grande; de esta manera se reconstruye el alma rota. Entonces descubrimos dentro de ella nuestra adhesión con el Creador.

¡Es imposible tratar al Creador mejor que a los amigos! Es imposible conectarse con Él, otorgarle a Él y que lo amemos más de lo que estamos conectados, les otorgamos y amamos a los amigos. Después de todo, todo está determinado por las vasijas.

Todos deben entender que con el tiempo no hay más remedio que anularse ante el grupo, intentar conectarse con todos de todo corazón y con toda el alma para que en vez de sentirse a sí mismos, sólo sientan a todos juntos como un todo.

Esto se debe a que queremos acelerar nuestro desarrollo y ayudarnos a nosotros mismos a alcanzar el estado en el que finalmente empecemos a descubrir el espacio espiritual en el que organicemos una convención de conexión y nos reunamos a fin de hacer un esfuerzo colectivo para conectarnos.

(148875)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 12/2/14, Escritos de Rabash

Material relacionado:

Cambiando tu apartamento de la planta baja al primer piso
Como lidiar con los golpes

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta