entradas en '' categoría

La Historia de la Humanidad – El desarrollo de la Responsabilidad Mutua (Arvut) – Parte 1

Dr. Michael Laitman 3La Importancia de la Responsabilidad Mutua

Esta discusión está dedicada al tema de Arvut (Responsabilidad Mutua) a través del prisma de la historia del pueblo de Israel.

Decimos que Arvut puede salvar la sociedad israelí y el mundo como un todo. En esta discusión vamos a viajar hacia el pasado con el fin de ver las raíces de nuestra situación actual.

En esencia, un programa que nos está llevando hacia Arvut controla nuestro mundo. El hombre se diferencia de los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza porque es tan egoísta que le gusta el sufrimiento de otros, quiere reinar sobre ellos, “tragarse” el mundo entero. Pero poco a poco, mientras se desarrolla, alcanza un estado en el que tiene que realizar una corrección, para cambiarse a sí mismo, para llegar a ser como la naturaleza y vincularse con ella.

La unidad de toda la humanidad, su “responsabilidad mutua” les lleva a una conexión con la naturaleza. Esta corrección de la naturaleza humana pasa a través de la revelación del mal, nuestro egoísmo. La gente empieza a sentir que sus relaciones egoístas son destructivas para su vida personal, la sociedad, su país y el mundo, pero no es claro para ellos qué hacer con su naturaleza egoísta al principio. Y luego, a través del sufrimiento, revelan un método que permite que se unan y se asemejen a la naturaleza global, integral, para conectarse como las células en un cuerpo vivo, y fundirse en un sistema completo de la naturaleza.

En esta unificación, revelan un tipo especial de existencia, comienzan a percibir el sistema general de la naturaleza y la cohesión de todas sus partes. Ellos ven cómo la fuerza interior de la naturaleza controla todo y conduce a la humanidad a la perfección. Y de esta manera no se desarrollan por el camino restrictivo “histórico”, sino por el desarrollo de un entendimiento y acuerdo, nuestra propia participación personal consciente con este proceso.

Necesitamos tener nuestra propia entrada en nuestro desarrollo. Tenemos que luchar por la unificación de todas las partes de la naturaleza y entender que éste es el más alto grado de nuestro desarrollo; ésto nos da la forma “humana”. Al hacer esto adquirimos la fuerza integral de la naturaleza y guiamos a la sociedad humana hacia la prosperidad.

(51475)

¿Desapareceremos en los próximos veinte años?

Dr. Michael Laitman 2Opinión (Ashok Gadgil, profesor de Ingeniería Civil y Ambiental, Director Adjunto de la División de Tecnologías de Energía Ambiental del Laboratorio Berkeley):

“La civilización moderna se enfrenta a un grave riesgo de desaparecer en los próximos 20 años. La razón es que la velocidad a la que estamos consumiendo los recursos naturales excede su tasa de auto regeneración.

“Los cambios climáticos son los primeros síntomas de este proceso. Nuestro deber es tener una perspectiva múltiple al tratar los riesgos globales que estamos enfrentando. La nueva economía deben basarse en una profunda comprensión de que los recursos de la Tierra casi han desaparecido.

Causas: aumento de la población mundial, junto con un incremento continuo del consumo. Antes, la población solía ser pequeña y estable. La longevidad de la gente era relativamente corta y había una alta tasa de mortalidad infantil. Las innovaciones técnicas trajeron nuevos recursos, permitiendo que creciera la población. La población mundial aumentó significativamente después de que se comenzó a clorar el agua. El descubrimiento de los antibióticos aumentó, aún más, el crecimiento de la población.

“Cuando las mujeres no participan en la vida social, hay más niños en la familia. La mejor manera de controlar el crecimiento de la población es educar a las mujeres.

Alfabetización es el primer y mejor método para prevenir el crecimiento excesivo de la población.

Educación es el segundo elemento importante que ayuda a frenar el cambio climático. Si no consideramos los límites dentro de los cuales hay que seguir creciendo, vamos a tener que soportar las catástrofes naturales hasta que quedemos erradicados.

Agotamiento de los recursos es el tercer peligro al que nos enfrentaremos hasta que cambiemos el curso de nuestro desarrollo. Esto también depende de la educación: tenemos que darnos cuenta de que nuestro planeta tiene recursos limitados y que hay que usarlos con moderación.

“Mucha gente piensa que las innovaciones tecnológicas resolverán los problemas, pero su aplicación también depende de la moral social y de la educación.

“Cada especie tiende a crecer y prosperar; todas viven en armonía y son interdependientes. Sólo un ser humano se esfuerza por aprovechar todo el territorio para su propio bien; esa conducta no puede durar mucho tiempo. No tenemos otro camino que encontrar un equilibrio entre la naturaleza y nosotros. Sin embargo, no muchos piensan en las generaciones futuras; todos están preocupados con el momento presente. Una vez más, este problema se asocia con nuestra crianza y educación! “

Comentario: Esto es correcto. La pregunta es cómo realizarlo en la práctica: tenemos que crear una metodología de educación y formación integral. Sólo aquellos que hayan logrado todos los niveles de la naturaleza (cabalistas) pueden lograr un sistema de este tipo. Es por eso que nuestra principal tarea es completar el curso de educación y formación integral y ofrecerlo a los círculos más amplios de la humanidad.

(73407)

En el océano de sabiduría

 

Dr. Michael Laitman¿Almacenamiento en la nube?

Pregunta: Recientemente escuchamos cada vez más, hablar acerca de cómo comunicarse con los poderes superiores, con el campo de información del universo.

Uno de los enfoques modernos que prometen un canal de este tipo de comunicación se llama “canalización”. Se basa, por definición, en el concepto de una realidad superior con la que establecemos contacto.

Por analogía, podemos hacer referencia al ejemplo de los datos almacenados en la nube con acceso remoto a su contenido.

Esto abre un rico campo para la imaginación, una verdadera “tierra virgen”, que se cultiva en frente de nosotros.

Decenas de libros se han escrito sobre este tema y han atraído considerable interés. ¿Hay algo de verdad en eso? ¿Hay “nubes” de un orden superior? ¿Puedo introducir una contraseña y entrar en un sistema de conocimiento global?

Respuesta: El lugar en el que existimos, por supuesto, contiene gran cantidad de conocimientos. Mientras nos desarrollamos, nos conectamos a este “almacén”, nos alimentamos de él y salimos adelante en la vida.

Al mismo tiempo, descubrimos algo que es nuevo para nosotros, que no sabíamos con anterioridad. Pero, desde un punto de vista objetivo, este fenómeno no es nuevo. Ha existido en la naturaleza desde la formación del Universo o de las etapas posteriores del desarrollo. No inventamos nada nuevo, percibimos lo que existe.

Es por eso que Newton se comparó a sí mismo con un niño que está jugando en la orilla del mar, “… me parece que he sido sólo un niño jugando en la orilla del mar y divirtiéndome, a veces encuentro una piedra más lisa o una concha más bonita que las demás, mientras que el gran océano de la verdad esta ante mi sin descubrir” Tal es la medida de nuestro conocimiento del universo. Toda nuestra ciencia es un intento diminuto de comunicación con el océano de sabiduría.

Visión estrecha de nuestra propia naturaleza

De hecho, no sabemos casi nada de nosotros mismos; no sabemos el mecanismo de nuestra percepción de la realidad. Lo único que entendemos es que la imagen que aparece ante nuestros ojos esta extremadamente limitado por nuestros sentidos.

Esta gama es tan estrecha que, cualitativamente, no podemos imaginar diferentes sensaciones. Nos gustaría ampliar los horizontes, pero, por naturaleza, no sólo necesitamos “complementos”, así como un perro no necesita una quinta pata.

Vista, oído, gusto, olfato y tacto me restringe por su aparente suficiencia. Como resultado, veo un pequeño fragmento de la magnífica imagen impregnada de sucesos e información infinitos. Numerosas “cortinas” distorsionan todo, incluso, antes de que aparezcan en mi sensación.

De hecho, no se trata de la realidad externa. Cuando veo un árbol frente a mi, mis ojos ni siquiera perciben el árbol, sino ondas, información que pasa dentro de mí a través de “convertidores” eléctricos y químicos hasta que se perfilan en la forma que llamo un “árbol”, no tengo idea de lo que está fuera de mí, ni si hay algo, ni que el “árbol” es parte de mí.

La comunicación con ciertas fuerzas o fenómenos está llena de preguntas sin respuesta. El problema no es que no hay nada que investigar, nada que discutir, porque no somos capaces de estar fuera de nuestros órganos de los sentidos.

Por lo tanto, “la canalización” es una “tierra de nadie”, donde todo el mundo puede declarar lo que quiera y, “por definición” no hay corrección demostrable.

Ha habido mucha gente en busca de canales de comunicación con las fuerzas superiores. Comparado con períodos anteriores de prosperidad, hoy esta esfera parece modesto, pero todavía trae ingresos.

(153489)
De KabTV “Una nueva vida” 29/ene/15