Cuando el deseo está de acuerdo en conectar

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “La Paz”: Rabí Akiva describe dos tipos de personas: los primeros son del tipo “tienda abierta”, que consideran este mundo como una tienda abierta sin tendero. Dice acerca de ellos, “El libro está abierto y la mano escribe” Es decir, a pesar de que no ven que hay una balance, todas sus acciones están, sin embargo, escritas en el libro, como se explicó antes. Esto se hace mediante la ley de desarrollo impresa en la Creación contra la voluntad humana, donde los hechos del malo necesariamente instigan las buenas acciones, como lo hemos mostrado anteriormente.

El segundo tipo de gente se llama “los que quieren pedir prestado” Son conscientes del tendero y cuando toman algo de la tienda, sólo lo toman como un préstamo. Prometen pagar al tendero el precio requerido, es decir, alcanzar la meta con eso. Y él dice de ellos: “Todos los que quieren tomar prestado puede venir y pedir prestado.”

Y si dices, “¿Cuál es la diferencia entre el primer tipo, cuyo objetivo les viene de la ley del desarrollo y el otro tipo, cuyo objetivo les viene por la auto-esclavitud a Su obra? ¿Acaso no son iguales en la consecución de la meta?”. En ese sentido, continúa “y los colectores regresan regularmente, día a día y cobra a la persona a sabiendas o sin saberlo” Por lo tanto, en verdad, ambos pagan su porción diaria de la deuda”.

Dice que los justos heredan doble y los malvados pierden doble. Después de todo trabajas y adquieres vasijas. No puedes seguir siendo de la misma manera que eres, puesto que la presión de la evolución está cada vez más cerca lo desees o no. Si estás preparado para apresurarte con el fin de adquirir la vasija correcta y descubrir el mundo por venir en ella, adelante. Si no, entonces estás usando una vasija egoísta que es muy pequeña. Parece que se trata de un gran deseo que puede oponerse a la vasija de otorgamiento, pero en realidad, el tamaño del ego no es adecuado para el otorgamiento, ya que es no es suficientemente profundo. El Klipot (concha) es sólo una réplica de la Santidad.

Pregunta: ¿Se puede decir que el pago de la deuda es el logro de la meta final?

Respuesta: El pago de la deuda es el ascenso por la escalera espiritual. Cuando una persona sube la escalera, da lo mismo dónde está exactamente, porque no se toma en cuenta a sí misma, sino más bien, tiene en cuenta cómo deleitar al Creador. Si, por ejemplo, el Creador prefiere que ahora él permanezca en la pequeñez y sirva a los demás y que debe pasar por diferentes estados, entonces la persona con mucho gusto busca esa oportunidad.

La espiritualidad es el otorgamiento en dónde no hay ninguna cuenta egoísta. Por lo tanto, no hay diferencia en qué estado estoy. Valoro y mido todo de acuerdo a la oportunidad de deleitar al Creador, al grupo o los amigos. En un lado de mi escala interior está el grupo, el amigo y en el otro mido mi capacidad de hacer algo por ellos. En realidad, soy en la medida en la que puedo otorgar a los demás. Sólo tengo un punto en el corazón y mido como puedo deleitar al grupo, a la humanidad, al alma general o al Creador. El ego se borra y hago caso omiso de él, aunque mi punto está ahí. Es la razón por la que se llama punto en el corazón, ya que mi corazón es un corazón egoísta.

Pregunta: Entiendo la idea de deleitar a los amigos, pero ¿cómo puedo tomar al Creador en cuenta si, todavía, no lo percibo?

Respuesta: Empiezo a ver a mis amigos como un todo. Cuando me acerco a la idea de uno, ahí distingo la fuerza de la unidad.

Somos una unidad (1). Hay siete mil millones de unidades viviendo en este mundo (7 X 109), pero me siento atraído a la unidad y si llego a ella, al menos en un nivel mínimo (1/125), me igualo a uno, al Creador. En otras palabras, mi vasija llega a ser similar a la Luz.

Dr. Michael Laitman

Esto es debido a que la vasija y la luz, son los mismos. No percibo nada en el exterior. Siempre descubro las reacciones de mi vasija, sus impresiones y experiencias. Por lo tanto, cuando el deseo se compromete a conectar, eso es el Creador para mí.

Pregunta: ¿Por qué es tan importante deleitar al Creador y no a los amigos? ¿Por qué el énfasis es en el Creador?

Respuesta: Porque tienes que descubrir su base en la vasija, la fuerza que actúa en el ser creado, al que maneja la vasija. Tienes que adherirte a ella, a Keter. No lo obtenemos, por lo tanto descubrimos el mandamiento del amor a través de acciones. Logras algo que está por encima de ti. Cuando el nivel humano se adhiere al Creador alcanza un estado mucho más alto. No es sólo la adhesión, sino es la interioridad de la idea de que el Creador se revela aquí.

No sabemos lo que viene después, pero al parecer, esto es sólo el comienzo de nuestra evolución…
(111066)
De la 3ª parte de la Lección Diaria de Cabalá, del 28/06/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
No hay comida gratis
El Creador le concede un préstamo solo a alguien que tiene garantes
El juicio verdadero

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta