Un camino directamente hacia nosotros y el mundo entero

 thumbs_laitman_749_04Pregunta: ¿Qué forzó a los hijos de Israel para recibir la Torá en el Monte Sinaí?

Respuesta: Fueron las dificultades, los problemas y los sufrimientos. ¿Qué otra cosa puede ser un incentivo si está dentro de su deseo egoísta?

Sin embargo, existen diferentes sufrimientos: los que vienen del mundo que te rodea y los que usted evoca internamente. De una forma u otra, no podemos avanzar sin dificultad, y la pregunta es sólo si son enviados a usted en el exterior o si usted los evoca internamente mediante el estudio, en el pensamiento, en la comprensión y el reconocimiento. Como está escrito: “¿Quién es sabio? Aquel que ve el futuro. “Si se toma decisiones por sí mismo, esto es suficiente para desarrollarse  por el camino” haré que esto sea, “sin esperar las dificultades que me empujan hacia adelante”.  También nos obligan a acelerar el tiempo, pero hay una gran diferencia.

Si yo soy sabio, yo avanzo en recta hacia la meta. Si no lo estoy, me detengo en el camino, y luego los problemas me hacen mover. Yo  escapo de ellos, y luego me voy directo a la meta de todos modos. Sin embargo, por eso,  prolongo el camino. En lugar de tomar el camino corto, fácil, sigo el camino largo, duro.

Dr. Michael Laitman

De una manera u otra, al final alcanzo  la misma cosa. Así que, para ayudarme a elegir el corto camino desde el inicio, debo escuchar a los Cabalistas que nos dicen sobre el método de corrección. Mi éxito depende de si los escucho a ellos o no.

Pregunta: ¿Cómo podemos escucharlos y transmitir este mensaje al pueblo de Israel?

Respuesta: Tiene que haber un reconocimiento de la grandeza del grupo, el maestro, y el Creador a fin de que el objetivo parezca importante para usted. En cuanto a los hijos de Israel, todo depende de nosotros.

Nosotros somos los que tenemos libre albedrío. Podemos afinar nuestros sentidos a través del trabajo en grupo y por los esfuerzos que debemos hacer. Sabemos de qué se trata lo que escuchamos lo que nos dicen, mientras que otros no pueden esuchar  todavía.

Tienen que recibir de nosotros. Ellos serán capaces de unirse a nosotros pasivamente después de que difundimos el mensaje.

Pregunta: ¿Cómo van a ver el camino recto, la línea roja en el dibujo?

Respuesta: Ellos nos seguirán. Vamos a avanzar con ellos como Galgalta ve Eynaim (GE) y AHP. Después de todo, podemos avanzar por sólo unos pasos a lo largo de la línea roja en la medida en que adquirimos el sistema.

En cada etapa, tenemos que cumplir  antes de que nos elevamos a un nivel superior. Por lo tanto, es imposible avanzar sin las vasijas  de AHP. Simplemente no entendemos cómo dependemos de ellos.

AHP son todas las “naciones del mundo” e Israel es sólo Galgalta ve Eynaim (GE), las primeros nueve vasijas de otorgamiento que vienen del Creador: Keter, Jojmá y GAR de Bina. En general, los vasijas de GAR son parte de la divinidad desde arriba, aunque esta parte es destruida.

En Israel, no hay nada, y ellos no puede avanzar y no pueden arreglar la conexión con el Creador sin las vasijas de recepción, los que deben ser corregidos y llevados a la adhesión. Sin embargo, no pueden hacer eso por sí mismos, por lo que se produjo la ruptura, y, como resultado, los vasijas de Israel y de las “naciones del mundo” se mezclaron y se incorporaron.

Dr. Michael Laitman

Ahora, hay una  parte de AHP arriba y parte de GE  abajo. Esto les permite organizar la conexión entre ellos, que de otro modo sería imposible.

En primer lugar, ocurrió durante la destrucción del Primer Templo (a nivel de Mojin de Jaya) cuando las diez tribus se dispersaron entre las naciones y desaparecieron. La segunda vez que se estableció la conexión fue durante la destrucción del Segundo Templo (a nivel de Mojin de Neshama) cuando las dos tribus quedaron dispersas.

La primera vez,  perdimos las partes que pertenecen al auténtico AHP. Fue un descenso del nivel de Jojmá al nivel de Bina. En el segundo caso, las dos tribus no desaparecieron;  sólo estaban en el exilio.

Finalmente, gracias a la mezcla, se formó una conexión, una incorporación de GE y AHP, y ahora podemos empezar a “sentir” estas cuerdas. Las vasijas  de GE que cayeron en AHP se convirtieron en religiones.

Lo mismo sucedió en la nación de Israel: AHP que se elevó a GE se expresó en el judaísmo. En otras palabras, en lugar de la espiritualidad, una persona imagina corporalidad, y en vez de “ama a tu prójimo como a ti mismo”, él  realiza diferentes acciones físicas, no internamente en su deseo, pero si externamente en la materia. Sin embargo, con el tiempo, gracias a la incorporación, nosotros podemos ser  corregidos.
(80180)

De la 4ª parte de la Lección diaria de Cabalá 10/06/12, La Arvut (Garantía Mutua)

Material Relacionado:
La nación que se une por encima del ego
Israelí no es una nacionalidad, sino una aspiración
Dos deseos enlazados con el pensamiento de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: