Un sótano para un hijo amado

Dr. Michael Laitman¿Qué se requiere con el fin de descubrir el bien? ¿Por qué alguien que nace entre gran abundancia no lo aprecia? Tú les dices a los niños: “¡Miren cuánto tienen! ¡Cuánto les he dado! Cuando yo era niño no tenía esto. Pero ellos te saludan y no quieren escuchar esto ”.

Ellos no pueden apreciar tu bondad ya que no tienen nada con qué comparar. Entonces no entienden qué tipo de gratitud tú requieres de ellos. Ellos quieren ir al cine, ellos van; quieren una computadora, la consiguen; un nuevo teléfono, ir de vacaciones, lo que quiera que ellos quieran. Ellos tienen todo, y entonces también no tienen deseo de nada.

Tú les dices que cuando tú tenías su edad, construías un carro por ti mismo de una caja de zapatos y jugabas con este carro por dos años, y ellos se burlan de ti. Ellos están en lo correcto, porque todo se mide de acuerdo al deseo.

Ellos se sienten a sí mismos en un nivel particular de satisfacción y no se moverán de este en ninguna dirección. En primer lugar uno debe descender al menos infinito para ser capaz de sentir el más infinito después.

Sobre esto se dijo en : “Levítico” 26:26:  “Cuando yo les quite el sustento del pan, diez mujeres cocerán su pan en un horno, y les darán su pan en cantidades medidas, de modo que comerán y no se saciarán”, es decir que nada en el mundo cambia excepto nuestra consciencia. Incluso ahora te encuentras en el Olam Ein Sof (El Mundo del Infinito) sin embargo, en lugar de eso sientes este mundo porque no tienes los Kelim para percibir el Ein Sof.

Por una parte hay un saco de monedas de oro, y por otra parte hay una montaña de diamantes. En frente de ti hay una mesa puesta con abundantes manjares, sin embargo te estás muriendo de hambre y sufres del hedor.

Todo depende de tu Kli receptivo. Estás en el Olam Ein Sof, el cual nunca cambia. Todo depende solo del deseo, y el deseo está construido por encima del abismo que se revela constantemente a un grado mayor.

Por lo tanto, es difícil para nuestros niños sentir una razón para vivir, específicamente porque ellos tienen todo. Baal HaSulam cuenta una parábola sobre un rey que puso a su hijo en un sótano por 20 años y le causó angustia mental al mostrarle cómo todos los demás eran exitosos. Otros están sentados en un bar o mirando la Copa Mundial, mientras que tú estás sentado en un sótano oscuro lleno de ratones, maldiciendo a tu padre.

Esto continuó hasta que el hijo descubrió que su padre estaba actuando desde la bondad de su corazón y con gran amor. Su padre estaba sufriendo porque había dado a su hijo aflicción. Mientras que si das a tus hijos todo lo que quieren de la bondad de tu corazón, esto significa que los odias.

Pregunta: ¿Significa que debo herir intencionalmente a un niño con el fin de educarlo?

Respuesta: Tú lo limitas porque quieres que las cosas sean buenas para él, y estás dispuesto a sufrir con el fin de hacer esto. Tú haces esto por su bien para que sea beneficioso para él en el futuro. No será bueno para él ahora, como su ego desea, pero lo beneficiará a lo largo de su vida.

O, quieres sentirte bien por el pensamiento de cuánto le has dado. Piensa: “No pude tener nada de esto en mi niñez, entonces mi hijo debería disfrutarlo”. ¿A esto es lo que llamas amor?

Mañana tendrás que darle muchas veces más porque de lo contrario no sentirá que está vivo. Debes construir un “sótano” con gran sabiduría y poner a tu hijo amado allí, y sufrirás muchas veces más de lo que él sufrirá. De esta manera, le estarás preparando para una buena vida.

Entonces tenemos un método por medio del cual es posible avanzar hacia el llenado, hacia la bondad, no sintiéndose mal, sino siendo consciente de esto. Esta es una patente muy especial. Es necesario solo entender el principio eso es suficiente. Luego no habrá ninguna necesidad de sufrir. No estamos listos para ir por el camino de difícil sufrimiento.

El Creador hizo un sistema especial en el que es suficiente para nosotros estar conscientes del mal que existe en contraste con el bien, con el fin de aceptarlo como una herramienta y sentir llenado a través de esto. Después de todo, no estamos listos para descender al menos infinito.
(137199)
De la Segunda Parte de la  Lección Diaria de Cabalá 6/12/14, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Mi yo y mi yo deseado
Muchos problemas una razón
Corrigiendo los errores

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: