Una zona que está protegida por el ego

Dr. Michael Laitman10Pregunta: Se dice que “el deseo está en los corazones de los hijos de Israel a cada momento y, si realmente hubieran pedido, habrían sido recompensados con la presencia de la Divinidad” ¿Qué quiere decir, “si realmente hubieran pedido?”

Respuesta: Un gran deseo significa que sólo queremos cierta cosa y nada más: sólo ser incorporados uno en otro y en todos, que no haya espacio para nadie en la conexión entre nosotros, en realidad, que se forma un vacío espiritual. Tenemos una gran pasión, que sólo el Creador pueda aparecer en ese espacio vacío.

Dicho lugar se revela entre nosotros, no pertenece a ninguno y, al mismo tiempo es de todos. No queda nada de nuestro ego allí. Descubrimos una dimensión superior en la conexión entre nosotros.

Laitman1

El ego está en el exterior y nosotros nos reunimos en el interior así, en el centro habrá un espacio vacío que no existía antes. No hay tal cosa como un espacio vacío, pero aquí es creado y sentimos que no hay nada, ni siquiera el Creador.

Hemos creado esa área haciendo al ego a un lado y, nuestra pasión por ser incorporados uno en otro está vinculada a una intención pura, en nuestra resistencia a favorecer al ego. Por lo tanto, este lugar se vacía y pertenece a otra dimensión.

El espacio en el que estamos pertenece al nivel animado y la zona de vacío es el lugar para la formación del hombre. Aquí es donde se revela el Creador: en los primeros diez Sefirot, que somos nosotros, los que estamos incluidos en esta conexión.

(136613)
De la 2ª parte de la Lección Diaria de Cabalá, 3/jun/14, Shamati 66

Material relacionado:
El ego bloquea el cerebro
Encontrando la fuerza que equilibra el ego
¿Quién inclinará la balanza: Nuestro ego o nosotros?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta