No hay tierra de Israel sin la Nación de Israel

Dr. Michael LaitmanLa Torá, “Levítico”, 25: 1 – 25: 5: “Y el Señor habló a Moisés en el Monte Sinaí, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Pueden sembrar sus campos durante seis años, y durante seis años pueden podar sus viñas y recoger sus frutos, pero en el séptimo año la tierra tendrá un descanso completo, un Sábado para el Señor; no sembrarás tu tierra, ni podarás  tu viña. Lo que de suyo se naciere en tu tierra segada, no lo segarás; y las uvas de tu viñedo no vendimiarás: año de holganza será para la tierra.”

En primer lugar, nos encontramos con el concepto de “la tierra tendrá un descanso completo, un Sábado para el Señor” en la sección semanal de la Torá, Ba’har, ya que no hay Sábado de la tierra. Pero cuando una nación que obedece las leyes espirituales vive en esa tierra, todo por debajo de esa nación, el mundo de lo inanimado (la tierra), vegetativo y animado comienzan a adquirir los atributos de esa nación y su efecto.

Por lo tanto, no hay tierra de Israel sin la nación de Israel. Cuando se reúnen en ese lugar, hay un fenómeno que corresponde con la nación de Israel en la tierra de Israel. Las leyes que operan en el país son una réplica de las leyes espirituales de la gente que vive en él.

Esto significa que las costumbres de las personas que viven allí son aplicables a su entorno y, en particular, a su día de descanso, el Sábado. No se trata de unas vacaciones, un día de descanso, sino de un día lleno de esfuerzos, un estado espiritual especial ya que hay correcciones muy especiales hechas el Sábado que las personas no pueden hacer en cualquier otro día.

Cuando los estados espirituales de una persona se replican a los niveles más bajos del inanimado, vegetativo, y animado (o partes de nuestro mundo), todo cambia y se define de manera diferente. Por ejemplo, una semana, se convierte en un año. Porque la tierra es un año de prosperidad, un año especial cuando nos es absolutamente prohibido trabajar la tierra. Es un año de Shmita.

En la antigüedad, este mandamiento se observó en Israel hace más de 2.000 años antes de la destrucción del Templo. Los cultivos del sexto año fueron suficientes para los tres años siguientes, que parecían calmar a todos, “No te preocupes, tendrás suficientes cultivos para varios años por venir hasta que haya una nueva cosecha.”

Comentario: Pero  la mente humana objeta  ésto diciendo: “Tienes que recoger las cosechas de cada año, ¡¿Cómo puedo tomar un descanso ?!”

Respuesta: Estamos hablando sobre el estado espiritual de toda una nación en la que no se aplican las leyes de nuestro mundo.
[155299]
De  Kab TV “Secretos del Libro Eterno” 13/8/14

Material Relacionado:
Una zona especial que le fue conquistada al ego
La tierra de Israel en el mapa y en el alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta