Como un manojo de cañas — Parias, Parte 3

comounmanojoComo un manojo de cañas, Por qué la unidad y la garantía mutua están en la agenda del día, Michael Laitman, Ph.D.

Capítulo 5: Parias

Las raíces del antisemitismo

Dos caminos; uno dichoso, uno doloroso

El estado de completa redención -la humanidad entera que alcanza al Creador- es obligatorio. Baal HaSulam dice que existen dos caminos para lograrlo: el camino de la Torá, cuando voluntariamente adoptamos la ley de otorgamiento como nuestro modo de vida, o el camino del sufrimiento, en el que la realidad nos obliga de todas formas a adoptar la Ley del Otorgamiento como nuestro modo de vida.[i]

Tan imperativas como las palabras de estos dos sabios contemporáneos nos puedan parecer, tienen un fundamento sólido. El Talmud escribe, “Rabí Eliezer dice, ‘Si Israel se arrepiente, son redimidos. Si no, no son redimidos’. Rabí Yehoshua le dijo, ‘Si no se arrepienten, no son redimidos, pero el Señor les impondrá un rey cuyos decretos son tan severos como los de Hamán,

Israel se arrepentirá y Él los reformará’”.[ii]

Incluso el trascendente acontecimiento al pie del Monte Sinaí, cuando recibimos la Torá colectivamente con una presentación audio visual espectacular, aparentemente no fue tan alegre y festiva como ha sido descrita. El Talmud dice que las circunstancias eran tales que no había gran cosa que se pudiera hacer sino recibirla. En la terminología de hoy en día, diríamos que el Creador nos hizo un ofrecimiento que no podíamos rechazar: “Está escrito, ‘Y estaban al pié del monte’. Rabí Dimi Bar Hama dice que esto significa que el Señor había colocado el monte sobre Israel como una bóveda y les dijo, ‘Si aceptan la Torá (la ley del otorgamiento) muy bien, pero si no, este será el lugar de su sepultura’”.[iii]

Ciertamente, nadie ha dicho que sea fácil poseer la primogenitura. Pero los judíos, los descendientes del clan de Abraham, son justamente eso. Ellos fueron los primeros en aprehender el propósito de la Creación, por consiguiente naturalmente a ellos les toca encabezar el camino para guiar al resto de la humanidad. En tanto evitemos llevarlo a cabo, encontraremos el rechazo de todas las naciones.

 [i] Rav Yehuda Leib HaLevi Ashlag (Baal HaSulam), Los Escritos de Baal HaSulam, “La Libertad” (Ashlag Research Institute, Israel, 2009), 420.
[ii] Talmud Babilónico, Masejet Sanhedrin, 97b.
[iii] Talmud Babilónico, Masejet  Avodah Zarah [Idolatría], 2b.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta