Como un manojo de Cañas—Una Nación con una Misión, 4ta. Parte

Dr. Michael LaitmanComo un puñado de cañas,¿ Porque la Unidad y la Garantía Mutua son el llamado de hoy?, Michael Laitman, Ph.D.

Capítulo 4: Una nación con una Misión

El papel del pueblo Judío

Adam—El primer Hombre, El Alma colectiva

El ARI explica que, en realidad, todos somos partes de una sola alma, conocido por los cabalistas como Adam HaRishon (el primer hombre), y para la mayoría de las otras personas como Adán. El exilio, dice el ARI, se produjo como una continuación del proceso de corrección. En Shaar HaPsukim [Puerta de los Versos], escribió, “Adam HaRishon [Adán] incluye todas las almas e incluyó todos los mundos. Cuando él pecó, todas esas almas cayeron en las Klipot [cáscaras, las formas de egoísmo], que se dividen en setenta naciones. Israel debe exiliarse allí, en todas y cada nación, y reunir a los lirios de las santas almas que se habían dispersado entre las espinas, como nuestros sabios escribieron en Midrash Rabah, ‘¿Por qué se exilió Israel entre las naciones? Para agregar a los extranjeros a sí mismos ‘”. [i]

En ese sentido, El Netziv de Volozhin escribió: “Su comienzo fue en el Monte Ebal … pero ellos completaron la importancia a engrandecer y exaltar la grandeza sólo a través del exilio y la dispersión.” [ii]

Es por una razón que el exilio fue necesario para completar la corrección de los Judíos, y en consecuencia la del mundo entero. Anteriormente dijimos que cuando Abraham ofreció el método de corrección a sus compañeros babilonios, lo rechazaron porque estaban demasiado ocupados siendo indulgentes y egoístas. Y, sin embargo, si todos somos partes de un alma colectiva, como el ARI ha señalado, finalmente todos nosotros tendremos que lograr la corrección, por lo que vamos a descubrir al Creador y llegar a ser como Él. Este es el beneficio, tal como se describe en el capítulo 2, que tenía la intención de dar a la humanidad.

Por lo tanto, la corrección de Abraham era sólo el comienzo del proceso, luego, no su fin. En un largo y elaborado ensayo titulado, “Y construyeron Tiendas- y Ciudades”, Baal HaSulam escribe: “Debemos también entender lo que le pidió a Abraham el Patriarca, “¿Como conoceré lo que he de heredar (Génesis 15: 8)?” ¿Qué respondió el Creador? Está escrito, “Y Él dijo a Abram:. Ten por cierto que tu simiente será peregrinar en una tierra que no es suya ‘” [iii]

Baal HaSulam explica que con esta respuesta, el Creador le promete a Abraham que toda la gente va a lograr la corrección a través de la mezcla de la nación corregida, Israel con las naciones que estan sin corrección, en este caso representado por Egipto.

Sorprendentemente, en respuesta a su pregunta, el Creador le promete a Abraham el exilio. Y no sólo eso, escribe Baal HaSulam, Abraham “… lo aceptó como garantía de la herencia de la tierra.” [iv]

De hecho, Abraham sabía que una mezcla de los deseos, representada por las diferentes naciones del mundo-era necesario con el fin de completar la corrección de la humanidad. Teniendo en cuenta que cada una de las naciones representa una parte del alma de Adam, es necesario que cada parte del alma que se introdujo en el método de corrección, y por esa parte del alma que finalmente adoptan. Es por esto que Israel tuvo que exiliarse y se extendió por todo el mundo.

Como parte de la expansión del proceso de corrección en la humanidad, Abraham fue al exilio en Egipto, donde su tribu se había convertido en una nación. Y cuando la nación israelí fue exiliada después de la ruina del Primer y Segundo Templo, introdujo el método de corrección para el mundo entero.

Aunque el método no ha sido claramente adoptado por el resto de la humanidad, no obstante, ha plantado los principios ya hemos mencionado, principios que constituyen una base común sobre la cual comenzará el proceso de corrección tan pronto como la gente comience a buscarla.

En “El Arvut [Garantía Mutua],” Baal HaSulam detalla el proceso por el que la nación de Israel se corrige en primer lugar, a fin de transmitir la corrección en el resto de las naciones. En sus palabras: “Rabí Elazar, hijo de Rashbi (Rabí Shimon Bar-Yochai), aclara este concepto de Arvut aún más. No es suficiente para él que todo Israel sea responsable unos de otros, pero todo el mundo está incluido en ese Arvut. … Todo el mundo admite que, para empezar, es suficiente para comenzar con una nación de la observancia de la Torá [la ley de otorgamiento] para el comienzo de la corrección del mundo. Era imposible comenzar con todas las naciones a la vez, ya que nos dijeron que el Creador fue con la Torá a toda la nación y con su lengua (de voz en voz), y ellos no querían recibirlo. En otras palabras, ellos se sumergieron en … el amor … hasta que fue imposible de concebir en aquellos días que preguntar si estaban de acuerdo a retirarse del amor propio.

“… Pero el final de la corrección del mundo será sólo para traer a toda la gente en el mundo bajo Su obra, como está escrito,” Y el Señor será rey sobre toda la tierra; en aquel día el Señor será uno, y uno su nombre “(Zacarías 14: 9) …” Y todas las naciones correrán a él “(Isaías 2: 2).

“Pero el papel de Israel hacia el resto del mundo se parece a el papel de nuestros Santos Padres hacia la nación de Israel. Así como la justicia de nuestros padres nos ayudó a desarrollar y limpiamos a ser dignos de recibir la Torá [la ley de otorgamiento] … es sobre la nación de Israel para recibir en sí a todo el pueblo del mundo a través de la Torá y las Mitzvot [correcciones del egoísmo ], y a desarrollar hasta que tomen sobre sí mismos el trabajo sublime de amor a los demás, que es la escalera para el propósito de la Creación, siendo Devekut [similitud / equivalencia de forma] con Él “. [v]

Del mismo modo, en su ensayo, “Como una sirvienta cuando hereda de su señora”, Baal HaSulam escribe: “El pueblo de Israel, que ha sido elegido como operador del propósito general y de corrección … contiene la preparación necesaria para crecer y desarrollarse hasta se mueve a las naciones de los mundos, también, para lograr el objetivo común. “[vi]

Baal HaSulam y su hijo, el Rabash, pueden haber sido los últimos cabalistas en afirmar que el papel de Israel en el mundo es para llevar el método de corrección para el resto de las naciones, pero ciertamente no fueron los primeros. Rabinos, comerciantes, cabalistas y estudiosos remontan casi a la ruina del Segundo Templo, han declarado de manera similar.

Por lo tanto, Midrash Rabah afirma que “Israel traerá luz al mundo” [vii] y el Talmud babilónico añadió: “El Creador actuó con justicia hacia Israel, después de haberlos dispersado entre las naciones.” [viii]

El rabino Yehuda Altar, el Admor de Gur escribió: “Cualquier exilio en el que los hijos de Israel entran sólo para provocar chispas sagradas dentro de las naciones [similares a las palabras antes citadas de Baal HaSulam]. Los hijos de Israel son garantes de que recibieron la Torá con el fin de corregir todo el mundo, y las naciones también. “[ix]

Del mismo modo, el rabino Hillel Zeitlin escribe: “Si Israel es el único y verdadero redentor del mundo entero, tiene que estar en forma para la redención. Israel debe primero redimir su propia alma, la santidad de su alma, la santidad de su Shejiná [divinidad]. … Para ello, me gustaría establecer con este libro la ‘Unidad de Israel’ … Si fundada, la unificación de los individuos será para el propósito de la ascensión interna y una invocación para las correcciones de todos los males de la nación y el mundo. “[x]

Me gustaría concluir este capítulo con un poco más de las palabras de Baal HaSulam, que en unos pocos párrafos detallan el propósito de la Creación, el derecho de la humanidad a la misma, y ​​el papel de Israel en la consecución de la misma. En sus palabras: “¿Por qué la Torá fue entregada a la nación de Israel sin la participación de todas las naciones del mundo? En verdad, el propósito de la Creación se aplica a toda la raza humana, ninguno excluido. Sin embargo, debido a la bajeza de la naturaleza de la Creación [siendo egoísta] y su poder sobre las personas, era imposible que la gente entienda, determine, y se comprometan a elevarse por encima de ella. Ellos no demuestran el deseo de abandonar el amor propio y llegar a la equivalencia de forma, que es la adhesión con sus atributos, como nuestros sabios dijeron: “Así como Él es misericordioso, ser misericordiosos, también.”

“Por lo tanto, debido a su mérito ancestral [los ejemplos de Abraham, de Isaac y de Jacob], Israel tuvo éxito … y se convirtió cualificado y condenado a sí mismos a una escala de mérito [sí corregido a ser como el Creador]. Todos y cada miembro de la nación acordó amar a su prójimo [que es como se logró la corrección].

“… Sin embargo, la nación de Israel iba a ser una ‘transición’, lo que significa que en la medida en que Israel se limpien a ellos mismos por guardar la Torá [leyes de otorgamiento], pasan su poder sobre el resto de las naciones. Y cuando el resto de las naciones también condenar a sí mismos a una escala de mérito [corrección de sí mismos por el egoísmo a renunciar], el Mesías [corrección final] será revelado. Esto se debe a que el papel del Mesías no es sólo para calificar a Israel que el objetivo final de la adhesión con Él, sino enseñar los caminos de Dios [el otorgamiento] a todas las naciones, como está escrito: “Y todas las naciones fluirán hacia Él. ‘”[xi]

˝

[i] La Santa ARI, Ocho Puertas, Shaar HaPsukim [Puerta de Versos], Parashat Shemot [Porción, Éxodo].

[ii] El rabino Tzvi Yehuda Neftalí Berlín (El NATZIV de Volojin), Haamek Davar [ahondar profundamente en la materia] sobre Devarim [Deute-ronomio], capítulo 27: 5.

[iii] Rav Yehuda Leib Halevi Ashlag (Baal HaSulam), Los Escritos de Baal HaSulam, “Ensayos del Shamati [Lo Escuche],” ensayo no. 86, “Y construyeron Tiendas-y Ciudades” (Instituto de Investigación Ashlag, Israel, 2009), 591.

[iv] ibid.

[v] Rav Yehuda Leib Halevi Ashlag (Baal HaSulam), Los Escritos de Baal HaSulam, “El Arvut [Garantía Recíproca]” (Instituto de Investigación Ashlag: Israel, 2009), 393.

[vi] Rav Yehuda Leib Halevi Ashlag (Baal HaSulam), Los Escritos de Baal HaSulam, “Una sirvienta cuando hereda de su señora” (Instituto de Investigación Ashlag, Israel, 2009), 454.

[vii] Midrash Rabah, “Cantar de los Cantares”, Parasha no. 4, segundo párrafo. ”

[viii] Talmud de Babilonia, Masechet Pesachim, p 87b.

[ix] Yehuda Leib Arie Altar (Admor de Gur), Sefat Emet [Idioma de la Verdad], Parashat Yitró [Porción, Jethro], Tarlaz (1876).

[x] Hillel Tzeitlin, El Libro de unos pocos (Jerusalén, 1979), 5.

[xi] Rav Yehuda Leib Halevi Ashlag (Baal HaSulam), Los Escritos de Baal HaSulam, “El amor de Dios y el amor del hombre” (Instituto de Investigación Ashlag, Israel, 2009), 486.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: