Como no seguir siendo un pedazo del ego

Dr. Michael LaitmanEl mundo entero es un estado egoísta de la materia. Todo lo que está en los mundos inanimado, vegetativo, y animado sólo existen con el fin de preservarse de la mejor manera posible.

En la materia humana es aún más exagerado ya que quiero mantenerme a mí mismo de la mejor manera posible en comparación con el resto del entorno de los niveles del inanimado, vegetativo, animado y humano. Tengo que estar en el estado más cómodo para que todo el universo se dedique a servir a mi ego. Esta es la inclinación natural de la persona. Si tan sólo pudiéramos ver cómo nos contenemos a nosotros mismos internamente sólo porque no queremos sufrir. Me pregunto por qué debería torturarme a mí mismo porque yo no soy Einstein o Picasso. Yo no quiero sentir pena como si estuviera cortando una parte de mí, aceptando que no voy a ser un Tolstoy o Shakespeare…

El ego tiene una reacción defensiva de todos los deseos que no se han cumplido, pero en lo que pueda, quiero agarrar y sujetar todo para mi propio beneficio. Esta es nuestra naturaleza; una persona está dispuesta a tragarse todo el mundo.

No podemos cambiar nuestra naturaleza por nosotros mismos. Fue creada y se mantiene en nosotros y en todo el universo gracias a una fuerza llamada la Luz. Esta fuerza es invisible y no se siente en modo alguno por nuestros sentidos, ya que constantemente crea, desarrolla y sostiene al ego.

Pero dentro del ego, hay un punto independiente que no pertenece al mismo, un punto que escudriña el egoísmo. La Luz que opera en el ego también afecta a este punto. Comienza a desarrollarse y sentir dónde está; se pregunta a sí mismo, “¿estoy en algún tipo de naturaleza?, ¿quién soy?, ¿dónde estoy? “.

Si este punto se desarrolla seriamente en la persona (de hecho existe este punto en todo el mundo, en algunos más y otros menos), comienza a preguntarse: “¿Qué es esto, por qué y de dónde?, ¿por qué fui creado?, ¿ fui creado para sufrir? Si es así, entonces yo te maldigo como la fuente que me ha condenado a una existencia tal. Si es para otro propósito entonces, ¿qué es exactamente? ¡Exijo una explicación de tu parte!

Cuando la persona exige una explicación de la Luz, el Creador, entra en contacto con Él a través del punto en el corazón, porque este punto es el  hombre y todo lo demás existe  en el estado animado.

¿Qué realmente me puede interesar? Puede ser mi propia naturaleza y cómo existo dentro de esta en el máximo confort durante varios años y sin hacer el menor esfuerzo posible y recibir tanto placer como sea posible. O, añoro mi raíz, mi fuente, preguntando: “¿Quién eres Tú, aquel que me creó y me gobierna?” Esta es la forma más alta de anhelo en el  dipolo del ego y el punto que se puede desarrollar en su interior.

En el momento en que el punto en el corazón comienza a desarrollarse, de inmediato se le puede dar su método no egoísta de desarrollo que se cumple sólo bajo la influencia de la Luz superior. Si esto es lo que yo quiero que venga a mí con más frecuencia, para tener una mayor influencia sobre mí, se me revela en mi lógica, entendimiento y sensación, en sus objetivos y planes para mí, porque es la fuente de poder, de información, de todo.

Esto es en realidad lo que el punto en el corazón o el ser humano en mí exige. Entonces se me da la Torá y empiezo a trabajar con esto. Cualquier persona en quien esta inclinación se invoca debe valorarlo y verdaderamente temer de que podría desaparecer y que seguir siendo un pedazo de piedra del ego o la bestia.
[130589]
De Kab TV’s “Secretos del Libro Eterno

Material Relacionado:
¿Un millón de dólares o la luz superior?
¿Cómo saber si uno tiene el punto en el corazón?
Todo el camino es la búsqueda

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta