entradas en '' categoría

Código de información espiritual

dr.laitmanLa Torá, “Números” 3:40-3:42: “El Señor dijo a Moisés: Cuenta todos los primogénitos varones mayores de un mes de entre los hijos de Israel y toma los números de sus nombres.

Y tomarás a los levitas para mí, Yo soy el Señor, en lugar de todos los primogénitos de los hijos de Israel. Y [toma] los animales de los levitas en lugar de todos los animales primogénitos de los hijos de Israel.

Y Moisés contó a todos los primogénitos de Israel, como el Señor le ordenó.

Pregunta: ¿Qué significan estos cálculos?

Respuesta: Cuando ensamblamos algún dispositivo que usualmente consta de dos propiedades opuestas y de estas dos propiedades creamos varias combinaciones, tenemos que definir claramente las cualidades de cada unión entre ellas.

Es luz y oscuridad, deseo de otorgar y amor, deseo de recibir y odio. Tenemos que crear varias combinaciones con ellas. Esto es en lo que consiste todo.

Los números son una expresión muy clara de un nivel espiritual; estados y propiedades que no pueden explicarse de ninguna otra forma. ¿Cómo podemos expresar las propiedades espirituales? Sólo numéricamente.

Los números expresan el grado de la propiedad de otorgamiento (pantalla) en comparación con la intensidad del deseo de recibir. Esto incluye la altura y las tres líneas. Este número, igual que cualquier otro código, tiene cierta información; en este caso, los números definen las coordenadas del lugar: de dónde viene cada línea, a que tribu pertenece, es decir, define alto y ancho.

Además, el código tiene información sobre el número de componentes (almas personales), cualidades y uniones entre ellas. Sin embargo, ninguna de estas piezas poseen propiedades personales ya que cada propiedad puede ser revelada sólo a través de la interacción con los demás, ya que sirven al atributo de otorgamiento.

Esto hace imposible hablar de una persona. En este mundo, verbalmente, se describe a alguien; sin embargo, en espiritualidad todo lo que se puede decir de alguien es su capacidad de dar, su benevolencia que se orienta hacia el otorgamiento. Este es el único parámetro de acuerdo al cual la fuerza de las cualidades de alguien puede ser medido.

Como resultado, nos encontramos con un código numérico y, una persona con logro espiritual entiende lo que significa.

En general, toda la Torá está escrita a través de diversos códigos sensoriales y numéricos y con códigos que denotan diversas fuerzas. ¿Cómo podemos describir cosas que no se pueden explicar con palabras de este mundo? Por eso el lenguaje de la Cabalá es el lenguaje de fuerzas y vectores múltiples. Por supuesto, no todos lo entienden; no todos puede ver la apariencia auténtica del mundo detrás de estas imágenes ya que las transmitimos como imágenes en lugar de vectores.

Por ejemplo, si una computadora no funciona correctamente, en lugar de una pradera, bosque o cielo vemos signos en la pantalla. ¿Cómo puedes ver la imagen si no sabes el significado de los signos? Pero si te sintonizas de forma adecuada a su percepción, no tendrás que ver la imagen en absoluto. En su lugar, sentirás la pradera, el bosque o el cielo. Es lo mismo con los números.

Así es como se crean nuevas propiedades y sensaciones. Tenemos que orientarnos a la percepción de vectores espirituales: otorgamiento – recepción, amor – odio. Pero ese nivel aún no no está disponible para nosotros.
[160128]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 31/dic/14

Material relacionado:
¿Qué es guematría?
La ley de raíces y ramas: la ley más importante en la cabalá
Los “físicos” y los “hombres de letras” de la espiritualidad

Comunismo: utopía o realidad, parte 9

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por la forma de sufrimiento que se ha experimentado, a finales del siglo XX, vemos que hubo necesidad, tanta como para que la humanidad diga: “Hemos llegado a un callejón sin salida, no queda nada por investigar?”

Respuesta: La humanidad ni siquiera ve su historia. Actualmente, simplemente recoge sensaciones y emociones que conducen a la comprensión de que es imposible seguir avanzando de esta manera.

Hemos sido cercados y comenzamos a percibirnos unos a otros como a nosotros mismos. Todo lo qué sucede en América del Sur, Australia, Asia o África, existe dentro de mí. Vemos en la tv lo que está sucediendo en el otro extremo del mundo. Cada uno nos hemos convertido en hombres de mundo. Empezamos a sentirnos una sociedad grande y cerrada en la que somos completamente dependientes unos de otros.

Imaginen si ocurre un accidente nuclear en alguna planta de energía o si un submarino nuclear explota en algún lugar o se propaga un virus mortal, sería malo para todos. Un incidente como éste sería suficiente, todo comenzaría a morir. Hoy en día, somos tan dependientes unos de otros que, en contra de nuestra voluntad, nos estamos vinculando como una sola familia.

¿Cómo podemos hacer para que la gente entienda su dependencia hacia los demás, y que puedan alcanzar el nivel de una sola familia? Después de todo, es imposible resolver esto a través de una guerra.

Tenemos una realidad en el mundo, tal como en una familia, donde la pareja dejó de quererse desde hace muchos años. Se ven como extraños y, debido a sus egos, no quieren perdonar, ni ser indulgentes, ni proveer, ni servir uno al otro. Como resultado, se divorcian. Esa es la forma en que se comportan del 50% al 60% de la población. ¡Pero no pueden divorciarse! Denos otra tierra para aquellos que no están satisfechos se vayan y vivan allí. ¡Imposible! Esto quiere decir que lo único que queda por hacer es educar a las personas.

Esto es precisamente de lo que la sabiduría de la Cabalá ha hablado desde hace miles de años, “¡Esperen! Un momento como este vendrá y mientras tanto me escondo de ti”. En es forma, en silencio se cubrió y ocultó a sí misma, ahora empieza a surgir y a reafirmarse: “Aquí tienes el método con cuya ayuda pueden alcanzar un estado correcto y perfecto y, sin guerras.”

La sabiduría de la Cabalá habló sobre esto durante miles de años, sólo que no podía ser revelado a la gente, igual que no se les puede dar una bomba atómica. Todo debe ser a su tiempo y, ahora ha llegado el momento.

Continuará …
[160547]
De Kabtv “Acerca de nuestra vida” 11/may/15

Material relacionado:
El atractivo del comunismo
Comunismo altruista: Una ecuación con una variable
“Marx tenía razón: Cinco maneras sorprendentes en las que Karl Marx predijo el 2014″

Causas de los desastres naturales

Dr. Michael LaitmanPregunta: Tengo una pregunta de un niño: ¿Qué causó el desastre natural que llevó a la extinción masiva de animales antes de que los seres humanos aparecieron sobre la faz de la tierra? ¿Se produjo debido al egoísmo de los dinosaurios?

Respuesta: Todos los procesos están predeterminados por un programa preestablecido, llamado Beito (en su tiempo), es decir, que son provocados por modificaciones naturales de la materia (deseo) en su nivel inanimado, vegetal y animado.

Desde Adam (hace 5,775 años), los seres humanos fueron capaces de influir en la materia (deseo). Lo hacen, ya sea por su aspiración a involucrarse en el crecimiento del deseo general o, por el contrario, oponiéndose.

La Cabalá nos explica lo que es el programa de desarrollo del deseo universal y cómo podemos acelerarlo. En la medida en que lo aceleremos, podremos evitar las presiones de la naturaleza y sentirnos semejante al Creador.
[160400]

Material relacionado:
Las lecciones de los desastres naturales
Los huracanes nos advierten a humanos
No es el fin del mundo, sino el principio

Mini-modelo del universo

LaitmanPregunta: Se dice en el Zohar: “Feliz es aquél que estuvo entre los primeros diez en la casa de reunión, ya que, gracias a ellos, una asamblea que consiste en no menos de diez personas está completa y están bendecidos por la Shejiná ( Divinidad).

Después de que la asamblea está completa, sucede la corrección. Está escrito: “La grandeza del Rey está en la multitud de gente” Así que, los que siguen a los diez primeros se asocian con la corrección corporal, es decir, con la corrección de la congregación. “

¿Qué significa, “los primeros diez seguido por toda la nación”?

Respuesta: Cualquier estructura espiritual consiste en diez Sefirot, no más no menos. Al reunir a diez propiedades diferentes, formamos un mini-modelo del universo, incluyendo la parte que no conocemos ni tenemos idea de lo que es.

El hecho es que, sólo se trata de nuestro pequeño mundo, pero realmente no sabemos mucho acerca de él y no lo entendemos plenamente, eso sin mencionar el vasto universo, que abarca todos los mundos. Por lo tanto, es definitivamente inimaginable hablar de los mundos superiores, cada uno de los cuales es miles de millones de veces mayor que nuestro mundo.

Al mismo tiempo, si construimos una comunidad de diez personas que se complementan entre sí, esta “gran imposibilidad”, por suerte, llega a ser muy fácil de comprender. Tan pronto como se conectan entre sí, la fuerza general que abarca todos los mundos comienza a influir en ellos. Esta fuerza se llama la Luz Superior o el Creador.

Al hacer intentos por mantener conexiones armónicas, por permanecer en otorgamiento y por complementarse mutuamente, de conformidad con el principio de “ama a tu prójimo como a ti mismo”, de inmediato “obligamos” al supremo poder a influir en nuestros esfuerzos de seguir la ley de similitud de propiedades. La fuerza superior nos afecta y nos ayuda a unirnos de acuerdo a nuestros esfuerzos por ser conectados.

Cuando nos conformamos en un sistema, comenzamos a sentir cualquier conmoción que sucede entre nosotros: cada uno se aferra al otro y luego se conecta con alguien más y así sucesivamente… En este caso, sentimos directamente y en las interacciones entre nosotros. De repente, descubrimos los poderes y propiedades del vasto universo, incluyendo los mundos superiores de los que, ahora, no tenemos ni idea.

Decimos: ¡”Oh, hay cinco mundos entre nosotros!”. De repente, se perciben claramente cinco niveles, cada uno de los cuales se dividen en sub-niveles y así sigue. Es posible explorar todo el universo a través de la unión de diez personas (Minyan) que están interconectadas en completo otorgamiento y amor. Su conexión es suficiente; no es necesario nada más. Esta es la forma en que podemos empezar a comprender el universo entero.
[160371]
De Kabtv  “Secretos del libro eterno”

Material relacionado:
El Universo balanceado
La gran ley del Universo
Los físicos: El Universo es un cerebro gigante

Una sociedad triunfante

Dr Michael LaitmanEn las noticias (theoryandpractice.ru): “Una sociedad educada es una sociedad que no necesita el conocimiento de expertos. Las personas en tal sociedad no precisan explicaciones sobre la vida y descubrimientos acerca de esta.

El objetivo de la educación y estudio es alcanzar un nivel en el que cada individuo sea feliz en su vida privada y, al mismo tiempo, pueda contribuir a toda la sociedad¨.

Mi comentario: Creo que sólo un sistema que incluya educación integral, que es ofrecida por la sabiduría de la Cabalá, puede proveer respuestas a tales preguntas, porque da a la persona una idea, no sólo, acerca de nuestro mundo sino, acerca de toda la creación, de su dinámica y su meta, haciendo así al individuo feliz personalmente y también beneficiando a la sociedad.
[154475]

Material relacionado:
Promocionando la idea de la educación integral
Las sociedades cerradas y la educación integral
Educación integral: ¿Con o sin Cabalá?